14/07/2024
11:54 AM

Prostitutas juegan su propio Mundial para reclamar derechos

El duelo se jugó sobre el asfalto, sobre el que se pintaron las líneas de una cancha y con conos para marcar las porterías, bajo la mirada y los aplausos de los curiosos.

Belo Horizonte, Brasil.

Un grupo de prostitutas brasileñas de Belo Horizonte se sumó a la fiebre del Mundial y organizó este sábado un partido junto a miembros de una asociación cristiana para llamar la atención sobre sus derechos.

Al margen del encuentro entre Colombia y Grecia (3-0) en la capital del estado de Minas Gerais (sureste), el partido de las trabajadores sexuales tuvo lugar en una pequeña calle de un barrio popular.

El duelo se jugó sobre el asfalto, sobre el que se pintaron las líneas de una cancha y con conos para marcar las porterías, bajo la mirada y los aplausos de los curiosos.

Vestidas con los colores verde y amarillo de la Seleçao, las prostitutas jugaron junto a miembros de una organización cristiana evangélica y enfrentaron a un equipo universitario local.

'Los derechos deben ser los mismos para todos. No podemos ser dejadas de lado porque somos trabajadoras sexuales. La discriminación debe terminar', declaró a la AFP una de las prostitutas, Patricia Bongas, al margen de este encuentro organizado bajo el eslogan: 'Nuestros derechos, nuestro combate'.

'Ésta es la prueba de que podemos romper los prejuicios', añadió.

'El mensaje es que hay que quererse unos a otros. Uno no juzga, no cambia a la gente, tiene que gustarte así como es', añadió su compañera de juego, la estadounidense Jenny Jack.

Las prostitutas perdieron el partido, pero el marcador no les afectó el ánimo. El duelo terminó con abrazos y risas.

Desde hace muchos años las prostitutas brasileñas reclaman el fin de la discriminación hacia su oficio, que ellas desean regular para proteger sobre todo a las mujeres mayores.

'Vamos a llegar a cuartos de final', gritaba un joven rodeado por un grupo de amigos que felices no se cansaban de vitorear a Colombia.
'¿Cómo no amar este país y su selección?', se preguntaba una de las muchísimas mujeres que acudieron al Parque de la 93 con la camiseta amarilla o la roja del segundo uniforme, con la cual muchos