El Chelsea logró derrotar al Everton por un gol de penalti en los últimos minutos del primer tiempo, Jorginho fue el encargado de convertir desde los once metros el gol del triunfo.

Jorginho no sólo engañó al guardameta, que se lanzó para su izquierda cuando el lanzamiento fue a su derecha, sino que lo ajustó tanto al poste, que habría sido imposible que lo hubiera alcanzado de haber acertado el lado al que estirarse.

El gol alivió al Chelsea, que había dispuesto de alguna ocasión antes, como el gol anulado a Sterling en un fallo de Pickford que fue invalidado por la posición de fuera de juego del atacante, aparte de una docena de saques de esquina.

El portero de los ‘Blues’, Edouard Mendy, realizó dos paradas, una en cada tiempo, que sostuvieron al conjunto londinense, con su portería en cero.

En este partido, debutó Marc Cucurella, el último millonario fichaje del bloque del Chelsea, traspasado este viernes desde el Brighton, aguardó entre los suplentes hasta el minuto 74, cuando empezó su recorrido en el club.

Los ‘Blues’ mantuvieron la posesión del balón durante casi todo el duelo, pero fue demasiado previsible frente al repliegue que propuso Frank Lampard, leyenda del Chelsea y ahora en el banquillo del Everton, al que salvó del descenso hace unos meses.

En la siguiente jornada el Everton enfrentará al Aston Villa, mientras que el Chelsea jugará el primer clásico de la Premier ante el Tottenham el próximo domingo a las 9:30 de la mañana.