Hamilton, Canadá.

Motagua tiene esta noche una cita con su historia. Contra el Forge, en Hamilton, Canadá, el club hondureño buscará un resultado favorable de cara a la vuelta, en Tegucigalpa.

El cotejo, fijado para las 7:00 p.m. (hora de Honduras), se disputará entre una friolera temperatura de 7 grados centígrados, según las predicciones. Motagua, inexperto, como los clubes centroamericanos a nivel general, en esas condiciones, busca encumbrarse en su tercera final de ese torneo, de Liga Concacaf (perdió las dos primeras).

Diego Vásquez, argentino que dirige técnicamente a Motagua, mandará en su frente de ataque a Kevin López, el hombre de la actualidad plena en el club, Iván López y Roberto Moreira.

“El otro día manejamos el partido de entrada, esperamos que sea de la misma manera y que sea favorable. La idea es empezar a ganar la serie”, indicó Vásquez, en relación al encuentro.

En el sendero frontal, el intempestivo Forge, que no milita en la MLS, como los también canadienses Toronto, Montreal o Vancouver, busca alcanzar la final del torneo regional tras varias actuaciones dignas.

Forge dejó en el camino al Santos de Guápiles de Costa Rica. Entre sus insignias están el panamerño Omar Browne y Joshua Navarro. El club canadiense no es un improvisado y busca, a través de este torneo, convertirse en uno de los principales de la región de Concacaf.

Motagua, en su caso, avanzó de forma contundente tras doblegar al también hondureño Marathón, con un global de 4-0.

REGLAMENTO

Concacaf indica que en caso de empate en goles y puntos, se recurrirá al concepto de goles en condición de visitante. Si persiste el empate en ese renglón, se definirá al clasificado por la vía de los tiros de penalti.