Madrid, España.

La llegada del París Saint-Germain a su hotel de concentración en Madrid, a apenas dos kilómetros del estadio Santiago Bernabéu, dejó muestras de cariño de la afición madridista y gritos de “Kylian, te queremos”, mostrando el deseo de que se certifique la llegada de Mbappé al Real Madrid.

Fue de los últimos en bajar del autobús oficial del PSG, a puertas del Eurostars Madrid Tower, en la zona de rascacielos levantada sobre la antigua ciudad deportiva del Real Madrid.

Junto a su amigo Achraf Hakimi, Mbappé recorrió los metros que separaban hasta la entrada del hotel, con unas escaleras mecánicas, desde donde escuchó los gritos de afecto de los aficionados.

Kylian te queremos” o “Mbappé eres el Madrid”, fueron proclamas de aficionados madridistas que esperaron la llegada con retraso del París Saint-Germain a la capital de España.

Kylian Mbappé se mostró asombrado al ver la infraestructura del Santiago Bernabaéu.

De los primeros jugadores en bajarse del autobús fue Sergio Ramos. El excapitán del Real Madrid agradeció los gritos de la afición en su regreso y saludó a todos en varias ocasiones en el corto camino de entrada al hotel. Otro de los jugadores aclamados fue el argentino Leo Messi.

La atención se centra en Mbappé, que no pudo acabar el entrenamiento del lunes tras una fuerte entrada, y todo apunta a que podrá disputar el partido tras confirmarse en las pruebas médicas que no sufre lesión en su pie izquierdo.