27/09/2022
01:06 AM

Más noticias

Héctor Castellanos: Su apodo ‘La Perrita‘, el bicampeonato con Motagua y su otra pasión en la ganadería

El contención reconoce que frente al León le duele perder clásicos, que los catalogó llenos de fricción.

Tegucigalpa, Honduras.

El estelar contención de Motagua, Héctor Castellanos, habló como pocas veces lo hace ante las cámaras y nos amplió en Diario La Prensa sus criterios sobre la preparación del campeón en su búsqueda por el bicampeonato.

Además, nos contó de su otra pasión: la ganadería.Pone semblante de piedra cuando le abordamos el tema del Ciclón Azul, pero cuando le hablamos de su infancia, su abuelo, ahí ‘la Perrita‘ es otro o mejor dicho, entra en su estado natural.

¿Luego de casi un mes de preparación como han digerido este proceso?

Bien, muy bien. Hemos tenido una buena pretemporada donde hemos tenido semanas de mucha carga física, se ha trabajado muy duro y venimos de Estados Unidos donde se le sacó bastante provecho a esos juegos (Municipal y Comunicaciones de Guatemala) y ahora nos queda esta semana para llegar óptimos al arranque del torneo.

¿Qué conclusiones ha sacado en su gira por Estados Unidos?

Conclusiones bastantes positivas. El funcionamiento del equipo fue espectacular, jugamos contra grandes equipos y Motagua los sometió en grandes tramos de los encuentros. Futbolísticamente el equipo está muy bien y seguimos trabajando en lo físico, estamos en la etapa de fortalecer y afinar detalles.

¿Cuál es el chip que se han instalado?

Motagua siempre maneja a tratar de ser un grupo unido, en Motagua siempre se trata de poner las metas claras desde un inicio del torneo y este no es la excepción. Nuestro objetivo que visualizamos es llegar a la final y siendo bicampeones, pero vamos paso a paso y hacer un buen torneo en la Concacaf.

Héctor Castellanos considera que vive sanamente.

¿Cuál es el discurso del profesor Hernán “La Tota” Medina?

Estamos corrigiendo temas que no fueron positivos en el torneo pasado, como errores que se cometieron, pero fortaleciendo más las cosas buenas que hicimos. Hemos hecho una balanza para llegar a la excelencia y mucha intensidad.

Usted dijo una palabra clave: La excelencia y de acuerdo a sus números registra 8 títulos con Motagua... ¿Es una obligación el bicampeonato para Héctor Castellanos?

Es que estando en Motagua siempre es una obligación pelear el campeonato y automáticamente en cada torneo es una obligación, así como ganar el tricampeonato. Hemos estado cerca de esa puerta, pero lastimosamente dos veces se nos ha escapado y así es esto del fútbol.

Ahora tenemos esta oportunidad de arrancar en un nuevo torneo y todos los jugadores que están en Motagua tenemos la obligación de dar nuestro mayor esfuerzo, rendimiento y aportar lo más que podamos, porque en Motagua siempre tenemos la obligación de ser campeón.

En este proceso Motagua no ha mostrado su chequera, solo ha llegado Eddie Hernández y Fabricio Brener ¿Les alcanzará solo con dos contrataciones o le gustaría más refuerzos?

Te voy a ser bien honesto. Se mantiene la plantilla que fue campeón, se han sumado como dices dos compañeros que sin duda van a sumar mucho en el equipo y de eso estoy completamente seguro. Para mí Motagua así como está, considero que esta para pelear todo.

Y en esa parte de contrataciones es del cuerpo técnico y nosotros como jugadores no nos desgastamos o desviamos en esas cosas. Con el plantel que confiamos que llegaremos a la obtención de otro título.

‘La Perrita‘ Castellanos disfruta del fútbol y la ganadería.

¿Es inalcanzable el bicampeonato?

No, -se pone serio Castellanos y sin titubear resaltó que – no para nada. Yo lo he vivido dos veces e incluso fui a una final para pelear el Tri y en dos veces se me ha escapado, pero este es un objetivo trazado y ya estamos pensando en nuestro primer rival, Honduras Progreso.

Luego de salida inesperada de Omar Elvir, usted junto con Marlon Licona son los más longevos ¿Cómo define su paso con Motagua?

Gracias a Dios mi paso por Motagua ha sido exitoso. Tengo el privilegio de pertenecer en esta generación que ha sido muy ganadora y exitosa. Estoy por cumplir los ocho años en Motagua y es un privilegio de estar en esta institución linda y hermosa.

¿Su título más especial?

El bicampeonato que le ganamos a Olimpia.

¿Le encabrona perder con Olimpia?

¡Uff! Sí, es complicado. Soy honesto, soy profesional, le tengo mucho cariño a mi equipo y los clásicos siempre trato de ganarlos, siempre se juega a ganar y por ende hay mucha fricción, mucha disputa y se vuelven agresivos los clásicos dentro de la cancha.

ÍNTIMO

Es tiempo de conocer más a Héctor ‘La Perrita‘ Castellanos y le abordamos de otros temas. Se ha quitado la camisa de Motagua y nos relata su otra pasión, la agricultura.

¿Qué sería de su vida ni no fuese futbolista?

Soy honesto. Me encantan los negocios y ahora estoy con dos negocios junto con mi novia. Uno lo maneja ella y el otro yo junto con mi papá y mi abuelo, tenemos un ganado (En Tela) y nos gusta mucho. Tengo una finca y vamos de a poco.

Me encanta y me fascina el ganado, cuando no estoy en esto del fútbol a Castellanos lo vas a encontrar en la finca con botas de hule o burros.

No soy de sombreo, soy de usar gorra y si me ves, no me vas a reconocer, porque paso con camisa manga larga, tomando café, viendo mis animales. Tengo muchachos que nos colaboran.

Paso muy apretado, pero no si fuese futbolista estaría en mis negocios o en Estados Unidos ja,ja,ja.

¿Entonces tiene vacas?

Sí.

El futbolista de Motagua junto a su padre Héctor Castellanos y su abuelo Urcino Castellanos.

¿Cuantas cabezas de ganado?

Ja, ja, ja tenemos varias.

¿Sobrepasa los 20?

Ja, ja, ja Más o menos.

¿Qué recuerda de su infancia?

Muy linda mi infancia en Tela. Vengo de una familia muy unida, es un nucleó familiar muy unido. Mi papá y mi mamá están juntos y siempre tuve esos ejemplos. Esta mi abuelito (Fursino) que es el amor de mi vida y le dicen “Don Nino Castellanos” y siempre me van a ver platicando con él.

Yo de niño siempre me le pegaba a él, dormía con él, porque mi padre madrugaba mucho. Ahora crecí y Dios me ha dado la oportunidad de poder invertir en esto y de ir creciendo.

Esa es mi vida, cuando tengo un tiempo libre me voy con mi novia para Tela, me voy al campo y paso viendo los animales (vacas), comprando vitaminas o sembrar más sácate de corte para los animales y cosas así.

¿No le salen callos en las manos si agarra el machete o el azadón?

No, ja,ja,ja. Bueno por ahí si agarro mucho el machete sí, pero me gusta mucho este ámbito.

¿De donde viene ese sobre nombre ‘La Perrita‘ Castellanos?

Desde mi barrio Flores de Paraíso del mero Tela. Si vos ves aquí (en la ciudad) nadie me dice Héctor. Solo ‘La Perrita‘ y eso es común, no me enojo para nada que me digan así y soy muy tranquilo y mantener las líneas del respeto, eso no es negociable para mí.

¿De niño era lepero?

Un poco de los dos. He sido tranquilo, pero antes tenía un carácter que no me sumaba, me restaba. Era peleonero. Con nada estaba enojado y he tratado o creo que he alcanzado la madurez y eso inclusive me ha ayudado en el terreno de juego.

Cuando estaba en las reservas de Victoria un técnico me dijo: ´´tienes condiciones, pero si no cambias, no vas a llegar a Primera División``.

Y una vez con el profesor Héctor Vargas (En Victoria) me sacó del entreno, porque me fui a los puños con un jugador mayor que mí a los puñetazos y eso estuvo súper mal y es algo que a mí me avergüenza.

Héctor Castellanos se mostró muy sonriente durante la entrevista.

¿Quién era?

Ja,ja,ja es cosa del pasado, pero era un jugador que había llegado de los equipos de acà (Tegucigalpa) y me sacó el profesor Vargas y yo enojado me fui.

Luego se me acercó el profesor Vargas y me dijo: “Te saqué del entreno, porque si te dejaba pasar esta, después lo vas a volver hacer” y después me pregunto: ¿Qué querés ser: un jugador de fútbol o un boxeador? Porque si es así, te compro los paquetes de guantes de boxeo.

Esas son anécdotas y aprendizajes, porque gracias a Dios soy lo contrario a eso.

Bueno si no me quiere decir el nombre, dígame al menos que le pidió perdón...

Sí, claro, porque yo siempre respeto al jugador que tiene más tiempo de jugar que mí. Reaccioné y después le pedí disculpas, porque a mí me gusta respetar mucho.

¿Es el más enojado de Motagua?

Ja,ja,ja no lo sé, pero creo que estoy peleando el título. Yo creo que si soy el más enojado.