22/05/2024
01:35 AM

Georgie Welcome se confiesa: sueldo más alto, tortura en Atlas y la amenaza que le hizo Piqué

Georgie Welcome recuerda el día que un técnico del Atlas de México lo sentenció: “Siempre me decía: conmigo no vas a jugar, negrito”.

SANTA RITA, YORO.

Alegre, extrovertido y sincero, son algunos rasgos que han caracterizado a lo largo de los años al Georgie Welcome Collins, delantero que el fútbol ha premiado con un jugar un Mundial y vestir la camisa en equipos muy importantes como el histórico Mónaco de Francia y el Atlas de México.

El atacante isleño, a sus 39 años, sigue inflando las redes con sus goles. En la actualidad milita en la Segunda División de Honduras con el Oro Verde FC de la ciudad de Santa Rita, Yoro.

Su buen estado físico evidencia que su retiro no está tan cerca y más cuando se refiere a que "mi mentalidad es volver a jugar en primera, aunque sea un año más. Siempre estoy entrenando fuerte y a parte porque tengo la fe en el señor que una oportunidad más me va a salir. No importa con quien sea".

Y es que platicar con Welcome siempre es un gusto porque en el baúl de sus recuerdos tiene tantas anécdotas por compartir y abrió su corazón a Diario La Prensa para contar su vivencia en más de 17 años de carrera deportiva.

El artífice del campeonato preolímpico de Concacaf de Honduras en 2008 está agradecido con el fútbol porque lo alejó de malos pasos y le permitió comprarle la casa que tanto deseaba a su mamá, además recordó a los personajes que lo descubrieron. Lo sacaron de una cancha de baloncesto para ponerlo a jugar fútbol.

Georgie Welcome está en buena forma física a sus 39 años y se mantiene activo en el fútbol con el Oro Verde FC de la Liga de Ascenso.

Y es que su carrera fue tan nutrida que hubo un equipo en el que lo entrenaban como militar, en otro lo discriminaron al grado que explotó en llanto y, por si fuera poco, un campeón del mundo lo amenazó. ¿Cuál fue su sueldo más alto?

La entrevista con Georgie Welcome

¿Sigue ese sueño latente de volver a primera división o ya no?

Mi mentalidad es volver a jugar ahí, aunque sea un año más. Siempre estoy entrenando fuerte y a parte porque tengo la fe en el señor que una oportunidad más me va a salir. No importa con quien sea sería lindo volver a jugar esos partidos ante Olimpia, Motagua, Real España o Marathón.

¿Extraña esos partidos de la liga dorada de Honduras?

Siempre se me vienen a la mente esos recuerdos de los clásicos ante Olimpia. También sueño con que mi hijo pueda jugar esos clásicos y que viva la emoción.

Cuéntenos ¿cuál es el secreto para mantenerse físicamente con 38 años?

Esa costumbre la tomé en Belice con un compañero africano y desde ahí comencé a entrenar, es algo que no me gustaba, pero fui viendo los resultados y sinceramente me ha ayudado bastante, nosotros le decimos calistenia. Siempre subo los videos en Tik Tok para motivar a los jóvenes a que sigan esos pasos.

Welcome contó muchos detalles interesantes de su carrera en la entrevista.

¿El fútbol se lo ha dado todo o le falta algo?

El fútbol ya me lo dio todo. Soy bendecido gracias a Dios, le logré comprar casa a mi mamá, a mi hermana y las bendiciones que ha dado me sacaron de lugares que solo él sabe. Soy un agradecido con todos los equipos que dieron la oportunidad. Ahora estoy pensando más en mi hijo.

Decías que el fútbol te sacó de muchos lugares ¿qué quieres decir con eso?

Recuerdo el pasado, yo no vivía en una casa, en un cuarto con mi mamá y mis hermanos. Sufrimos, nunca nadie me había regalado nada, mi madre siempre tuvo que esforzarse para mantener a sus hijos. Ahora estoy agradecido porque le pude comprar su casa a mi madre. Yo siempre he dicho que los jóvenes debemos soñar.

Mientras viviste esa época difícil ¿estuviste cerca de tomar malos pasos?

Uno creciendo en la calle y queriendo ayudar a su familia puede seguir algunos pasos, pero Dios siempre te guía. Yo antes pasaba con muchos grupos y entre amigos éramos como 10, ahora la mayoría están muertos, salíamos a bailar y de todos solo habremos cuatro vivos.

Me llama la atención que mencionas mucho a tu mamá ¿es por el agradecimiento?

Mi mamá es la mujer más sagrada para mí, ella estaba en las buenas y en las malas conmigo. Es una mujer que la saco en todo porque si yo pudiera darle el mundo se lo diera, mi corazón para salvarle la vida se lo doy. Si le puedes decir a tu mamá todos los días que la amas, díselo.

Georgie Welcome con Motagua anotó 38 goles en 122 partidos.

¿Ahora mismo que estamos aquí es consciente que ha tenido una carrera exitosa?

Sí, estoy consciente de todo eso. Por eso en cada partido o entreno esa es mi motivación. Yo no me olvido de nada. Antes que se murió mi abuela me dijo: Georgie, nunca vayas a perder esa humildad que tenés porque esa te va llevar a cualquier lado. La humildad me ha ayudado mucho en mi carrera.

¿Le sorprende los rincones a donde lo ha llevado este deporte?

Ya cuando empecé a jugar con la Selección y los entrenadores me decían, tenés potencial, pero hay que creer. De que te sirve tener potencial si no crees en ti. Cada vez que iba con la Selección yo pensaba que quería experimentar salir a otro país y así fue. Yo quiero darle esa misma mentalidad a mi hijo.

Después de 20 años de carrera ¿quién es el mejor amigo que el fútbol le ha dejado?

El señor Jesucristo. Dios siempre.

¿Quién descubre a Georgie Welcome?

Los profesores que están en la Selección ahorita (Reinaldo Rueda y Alexis Mendoza) creo que andaban de vacaciones en las Islas de la Bahía y aprovecharon a hacer una prueba con Arsenal, yo no estaba con ellos en ese momento, me trajeron de una cancha de baloncesto para hacer la prueba y me dijeron si quería estar en la Selección sub-23 y que me presentara en dos o tres semanas. Así empecé, del baloncesto a futbolista, quien lo iba a creer.

Y sin nada de espera desde las Islas de la Bahía directo a Motagua, uno de los equipos más importante del país ¿tanto talento había?

El talento no importa mucho, si no hay esfuerzo ¿de qué te sirve el talento si no querés esforzarte? Uno siempre tiene que tener motivación y las disciplina, así debe ser la vida de todos.

Y esa disciplina te llevó al Mónaco de Francia

Sí, es lo que te digo, ya para ese tiempo y había jugado con la Selección Nacional y eso te abre puertas.

Georgie Welcome debutó en la Ligue 1 de Francia en 2011, disputó 13 partidos y marcó dos goles.

Luego le tocó ir al Atlas de México ¿cómo fue la experiencia?

Ahí sufrí bastante. Me pasó lo mismo que Carlo Costly, esa historia de México y Honduras. El entrenador que me llevó dirigió cuatro partidos y lo cortaron y cuando llegó el nuevo mexicano siempre me decía: conmigo no vas a jugar negrito.

¿Era racismo?

No digo eso, pero si me decía eso era por algo. Yo siempre entrenaba y todo, pero no me trataban bien, ni terminé el contrato creo. Sufrí y lloré por amor al fútbol.

¿Y venir del Mónaco de Francia no te daba un extra?

Ahí no existía eso. Ahí lo que valía era tu bandera. Por eso cuando jugábamos contra México le metíamos. Cuando les ganamos con goles de Carlo Costly y Jerry Bengtson lo celebramos con todo.

¿Qué es lo más extraño que le tocó vivir en el fútbol?

Estar en un equipo de Ejército en Tailandia, nos entrenaban como policías, nos daban pistolas, aunque yo disfrutaba de eso. Recuerdo que había un extranjero que me decía pucha Welcome vamos para la guerra o qué. Todavía tengo unas fotos.

Mundialista

En la Selección Nacional tampoco le fue nada mal. Marcó el gol que le dio el título preolímpico a Honduras ¿es uno de sus momentos más gloriosos?

Siempre me fue bien en el fútbol hondureño y en todos los equipos que me han dado oportunidad, pero cuando sudas esa camisa de la H es lo más lindo. Me encanta cuando estoy en la calle y la gente se recuerda de mi gol en los preolímpicos de la Sub-23.

Gerard Piqué intentó detener a Georgie Welcome en el Mundial de Sudáfrica 2010 y en esta jugada se terminó llevando un fuerte golpe en su boca.

¿Qué pasa por su cabeza cuando le digo Sudáfrica 2010?

La gente en el estadio. Nunca pensé que iba a contar un Himno Nacional en un Mundial y todavía veo a mi alrededor a David Suazo, Carlos Pavón y 'Pery' Martínez. Es un sueño, Dios ha sido muy bueno conmigo.

A Gerard Pique le costó sudor, lagrima y sangre ¿se acuerda que le dejo un recuerdito?

Sí, le rompí el labio, pero fue un accidente, no lo quise hacer. Después que lo atendieron se me acercó y me dijo: ahora vas a ver, me toca a mí y yo mejor me cambie de banda, ja,ja,ja. Me fui para donde Puyol mejor, más sanito.

¿Que estuviéramos diciendo en este momento si no le anulan aquel gol contra Suiza?

Lo recuerdo muy bien fue pase de Edgar Álvarez, pero así es esto, quedó para la historia ese intento y dijeron que estaba fuera de fuego, aunque no estaba. Ya no se puede cambiar el pasado.

Honduras se cansó de fallar en esa ocasión..

Tuvimos bastantes oportunidades, pero cuando las cosas no son tuyas, no son tuyas.

¿Qué me puede decir del presente de la Selección de Honduras?

Hoy Honduras tiene a un gran entrenador, pero es un proceso, yo tengo la confianza que el fútbol hondureño va a crecer. Las cosas van ir mejorando poco a poco. Si se caen 20 veces hay que levantarse las 20 veces.

Reinaldo Rueda es bastante estricto y tiene castigado a Romell Quioto ¿para ti debe volver?

Para Rueda los nombres no existen, él piensa más en lo que le podés aportar a la Selección porque la Selección es más grande que cualquier futbolista. Los jugadores van a pasar y esa H siempre va estar. Quioto es un gran delantero y se necesita, yo sé que la oportunidad se la va a dar de vuelta. Ocupamos a Quioto siempre, pero ese señor tiene su disciplina.

En el Atlás el delantero hondureño anotó apenas un gol. Vivió un calvario en ese equipo mexicano.

Su retiro

Ante todo, lo que le ha pasado ¿es un jugador agrandado?

No, yo soy muy humilde. No la pierdo nunca.

¿Cuál fue el salario más bajo que ganó Welcome?

3,000 lempiras en el Arsenal (de Rotán en Liga de Ascenso), pero me sirvió mucho porque también trabajaba.

¿Y el más alto?

Fue después del Mundial de Sudáfrica 2010, con eso le construí la casa de mi mamá. Agarré 30,000 dólares y en Mónaco 15,000 dólares.

¿Un lujo que se logró comprar?

Mi casa ¿Quién me va sacar de ahí?

¿Welcome está cerca de su retiro?

Mientras el señor diga que estas piernitas aún dan, voy a seguir trabajando.

¿A qué se dedicará después?

Me iré para Estados Unidos con mi familia y si me toca hacerme contratista de mi hijo lo voy a hacer. Mi mentalidad es ayudar a mi hijo.