25/01/2023
01:43 AM

Más noticias

El fuerte castigo que Olimpia podría recibir tras el relajo de su afición en el Morazán

Aficionados olimpistas invadieron la cancha buscando a hinchas motagüenses y eso provocaría una severa sanción para el club albo.

San Pedro Sula, Honduras.

El reglamento es claro y los precedentes lo avalan. La ley indica que el Olimpia será castigado por culpa de los bochornosos actos de su afición en el clásico ante Motagua (4-0) por la fecha 16 del Torneo Apertura 2022.

El estadio Morazán volvió a ser escenario de disturbios violentos entre aficionados, demostrando una vez más su incompetencia para resguardar la seguridad en un evento deportivo que no se agravó gracias al rápido accionar de la policía nacional, pero siempre quedó la mancha.

Un grupo de 40 aficionados del equipo anfitrión, o sea el Olimpia, invadieron la cancha del inmueble sampedrano de distintas maneras. Unos se saltaron el cerco de Sol Sur, y otros rodearon el estadio e ingresaron por el portón 11, mismo por donde acceden los bomberos, entre otros empleados públicos.

El objetivo era adentrarse a la localidad de preferencia norte para atacar a los hinchas visitantes, que aproximadamente eran 30, que se colaron a pesar que su entrada fue prohibida por el organizador del partido.

Cuando los barristas saltaron las vallas de preferencia, los agentes de seguridad intervinieron y evitaron el enfrentamiento en las tribunas. No obstante, los revoltosos atacaron con piedras a los policías dentro de las graderías cuando se retiraban.

En el artículo 67 del reglamento de la Comisión Nacional de Disciplina, que hace énfasis en la “Responsabilidad de la conducta de los espectadores”, indica en su inciso número 1 que, por hechos indisciplinarios, “La Liga o el club anfitrión es responsable sin que se le impute una conducta u omisión culpable, de la conducta impropia de los espectadores y dado el caso, se le podrá imponer una multa. En el caso de disturbios, se podrán imponer otras sanciones”.

La multa económica está establecida con un monto de 20 mil lempiras, pero, ¿qué hay del castigo general?

- Precedentes y sus castigos -

El incidente de barras más reciente en el estadio Morazán aconteció el pasado 2 de abril cuando el anfitrión Real España sufrió los mismos actos bochornos de su barra organizada, invadiendo la cancha saltándose la gradería de Sol Sur para adentrarse a preferencia norte y así atacar a la afición visitante camuflajeada.

Inicialmente, la sanción de la Comisión de Disciplina fue severa para la Máquina, pues ya eran actos vandálicos reincidentes y tuvieron como resultado el siguiente castigo: cuatro partidos a puerta cerrada y el cierre del estadio Morazán por lo que restaba del torneo Clausura; además, una multa de 30 mil lempiras.

El inicio del segundo tiempo se retrasó unos minutos por el caos que provocó la afición.

Finalmente, Real España apeló una semana después, por lo que el castigo fue reducido a dos partidos a puertas cerradas en el estadio Morazán y un encuentro con público, pero fuera de San Pedro Sula.

El 29 de mayo, en la final de vuelta entre Real España y Motagua, volvió a suceder lo mismo, siendo en el estadio Olímpico. Al finalizar el partido la barra local aurinegra invadió la cancha desde Sol Sur con intención de atacar la barra visitante localizada en el otro extremo, en Sol Sur, desatando de nuevo el caos en un partido de fútbol.

Por esto la Comisión de Disciplina impuso una multa de 30 mil lempiras a la escuadra catedrática y una expulsión de seis partidos de San Pedro Sula, es decir, tendría que disputar sus partidos como local en otras localidades.

Real España apeló y la reducción de punición terminó siendo de cuatro partidos sin público dentro del estadio Morazán y jugando los siguientes dos fuera de la ciudad, los cuales se celebraron en el estadio Rubén Deras de Choloma. Es decir, terminó siendo un castigo que perduró por seis jornadas.

- Futuro incierto -

Olimpia escaló al primer lugar del Apertura 2022 a falta de dos jornadas por disputar. El León tiene 31 puntos, uno más que el Motagua (31 pts) y tres de diferencia del Olancho FC (28 pts).

Los albos sellarían su pase a semifinales de ganar su próximo encuentro visitando al Honduras Progreso. Su último juego como local en las vueltas regulares será ante la Real Sociedad por la fecha 18.

De Olimpia quedar ya sea en el primero o segundo lugar, asegurará su presencia en semifinales, y de clasificar accederá a la final. Es decir, a los capitalinos, por ahora, solo le quedan tres partidos como anfitriones por lo que resta del torneo.

De recibir un castigo parecido a los que fue sometido Real España en el torneo pasado significaría que el Olimpia jugará semifinales, y hasta una eventual final, sin público en condición de local.

El Estadio Nacional se encuentra en remodelación y no podrá ser utilizado hasta mediados del 2023. Las canchas alternas del Olimpia inscritas para este torneo fueron las del estadio Morazán y el Carlos Miranda de Comayagua que ya se encuentra habilitado tras su renovación.

El presidente del Olimpia, Rafael Villeda, es consciente que los disturbios tendrán consecuentas, por lo que hizo un enérgico llamado a los revoltosos barristas.

“Constantemente agradezco el respaldo de la afición de nuestro querido Olimpia cuando asisten al estadio y no paran de apoyar al equipo. Pero desgraciadamente un pequeño grupo, lejos de ayudar al club, lo perjudican con sus actitudes. Reflexionen y espero que puedan cambiar su manera de comportarse si realmente quieren apoyar al Rey de Copas. Afortunadamente el partido de hoy se pudo llevar a cabo sin nada que lamentar”, dijo el mandamás merengue, que durante la semana conocerá la sanción del León.