Barcelona, España.

El delantero español Álvaro Morata, actualmente en la Juventus, se estaría convirtiendo en uno de los fichajes del FC Barcelona en enero del 2022.

La operación implica a tres clubes: a la Juventus, en el que el jugador está cedido por el Atlético de Madrid; al propio club rojiblanco, propietario de sus derechos hasta 2023, y al conjunto azulgrana, que se perfila como su próximo destino.

Por petición de Xavi Hernández, el técnico del Barcelona, el delantero internacional español es el objetivo para proseguir con los refuerzos invernales del conjunto catalán, tras la contratación de otro futbolista de la selección española como Ferran Torres, y en ello ya trabaja el club, que avanza en la operación para la segundo incorporación de la nueva era de Xavi.

Según el periodista italiano Romeo Agresti, Morata y Barça han llegado a un acuerdo total por el que el delantero se unirá al cuadro azulgrana hasta 2023 (18 meses garantizados) con opción a otro año.

Morata está cedido por segundo curso seguido en la Juve por el Atlético de Madrid, tras el acuerdo alcanzado el pasado verano para prorrogar el préstamo en el club italiano por diez millones de euros más, después de que el conjunto ‘bianconero’ no ejerciese la opción de compra que tenía por 35 millones de euros al final de su primer año de cesión.

El atacante madrileño, de 29 años y fichado por el Atlético de Madrid en enero de 2019, primero como cedido por año y medio y después traspasado a cambio de 55 millones de euros desde el Chelsea, volvería un curso y medio después a España, donde ya ha jugado en el conjunto rojiblanco, con 22 tantos en 61 choques oficiales entre todas las competiciones, y en el Real Madrid, con el que disputó 240 encuentros, anotó 82 goles y logró trece títulos, entre ellas dos Ligas de Campeones.