Carvajal agrava su lesión y es baja para enfrentar al Atalanta en octavos de Champions

Carvajal tuvo una recaída en su lesión muscular tras jugar 25 minutos en el partido que Real Madrid enfrentó al Valencia.

Carvajal se perdería los octavos de final de la Champions en donde Real Madrid enfretará al Atalanta.
Carvajal se perdería los octavos de final de la Champions en donde Real Madrid enfretará al Atalanta. / Foto EFE

Madrid, España

Las pruebas médicas a las que se ha sometido el defensa del Real Madrid Dani Carvajal en la mañana del lunes, confirman la recaída en su lesión muscular, tras aguantar apenas 25 minutos ante el Valencia el día de su regreso a los terrenos de juego, agravada al afectar al tendón, según informa el club en un parte médico.

"Tras las pruebas realizadas a Dani Carvajal por los Servicios Médicos del Real Madrid, se le ha diagnosticado una lesión muscular en el muslo derecho con afectación del tendón", dice el parte que confirma la nueva lesión muscular del lateral madridista.

LEA: Tabla de posiciones: Real Madrid desplaza al Barcelona y vuelve al segundo lugar

Después de lesionarse el 2 de enero y tras sufrir una recaída en los entrenamientos, Carvajal dio el paso definitivo hacia su vuelta la pasada semana y se confirmó con su titularidad ante el Valencia. Sin embargo, durante la primera parte volvió a sentir un pinchazo que provocó su cambio inmediato.

La resonancia magnética a la que fue sometido en la Ciudad Real Madrid por los médicos del club confirmó la peor previsión y Carvajal sufre una rotura muscular en el muslo que, además, afecta al tendón.

ADEMÁS: Zidane: "Estoy preocupado por las lesiones"

Zinedine Zidane se queda sin su lateral derecho titular en la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones, ante el Atalanta, y para un buen número de jornadas de LaLiga Santander. La baja de Carvajal castiga a una defensa muy mermada por las lesiones de Sergio Ramos, Álvaro Odriozola y los brasileños Militao y Marcelo. Ocho futbolistas de la primera plantilla madridista permanecen en la enfermería en una plaga de lesiones sin fin.

La Prensa