Resignación en el Barcelona: "Messi se va a mitad del año"

El argentino finaliza su contrato con el cuadro catalán y todo indica que en este 2021 dejará al Barcelona.

Lionel Messi es el mejor futbolista en la historia del Barcelona. Foto AFP.
Lionel Messi es el mejor futbolista en la historia del Barcelona. Foto AFP. /

Barcelona, España

El futuro de Lionel Messi sigue siendo una incóginita y en las últimas horas horas se han revelado pesimas noticias para el barcelonismo ya que una vez más surge la información que el astro argentino dejará en este 2021 de pertenecer al FC Barcelona.

En esta ocasión Agustí Benedito, precandidato a la presidencia del Barcelona, prendió todas las alarmas en el club catalán ya que aseguró que Leo no seguirá en el equipo a mitad de año.

"Mantener a Messi sería la mejor noticia para el club, pero no soy muy optimista. Me hubiera gustado que dijera en su entrevista de la otra semana que su deseo es quedarse en el club, pero no lo hizo y ahora hay que esperar y ver", comenzó marcando Benedito en declaraciones a ESPN.

Messi quiso irse de Barcelona a mediados del año pasado. Sin embargo, desde la institución catalana rechazaron su petición y lo forzaron a cumplir su contrato, que vence al finalizar la actual temporada.

"La verdad es que soy pesimista. Hay que tener en cuenta que en agosto dijo que quería irse después de 20 años y aún no especificó qué quería hacer. El resultado más probable que veo es que nos deje a mitad de año", señaló Benedito.

BENEDITO(800x600)
Agustí Benedito, precandidato a la presidencia del Barcelona, indicó que Messi estaría saliendo del club culé a finales del presente 2021.

Polémica

Lionel Messi estalló a finales de agosto de 2020 y comunicó a su club, el FC Barcelona, a través de un burofax, que quería abandonar la disciplina en la que ha jugado toda su carrera profesional.

La falta de competitivdad del cuadro azulgrana en Europa (el Bayern Múnich lo eliminó 8-2 en cuartos de la pasada 'Champions') en los últimos años y la mala relación que existía con el ya dimitido presidente, Josep Maria Bartomeu, fueron demasiado para el astro argentino, que quería un cambio de aires.

La noticia fue un golpe directo a la línea de flotación de los culés, que no sumaron ningún título en la pasada temporada y que acababa de sustituir al entrenador Quique Setién, llegado en enero por Ernesto Valverde, por el neerlandés Ronald Koeman.

Sin embargo, Bartomeu aguantó el pulso y no cedió a los deseos del seis veces Balón de Oro, obligándolo a recurrir a la justicia si quería marcharse antes de terminar su contrato.

"No ha mantenido su promesa", "el presidente no me daba bola a lo que le estaba diciendo" o "se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas" fueron algunas de las declaraciones de Messi en la entrevista a Goal.com del 4 de septiembre, en la que confirmaba que continuaría como 'blaugrana'.

La Prensa