Los desfiles vuelven a la Semana de la Moda de Londres

Un total de 131 marcas estarán presentes en esta edición de la London Fashion Week. Pero se lamenta la ausencia de Victoria Beckham y Burberry

Londres, Reino Unido | AFP |


Tras varias ediciones en línea debido a la pandemia, los desfiles se reanudaron el viernes en una Semana de la Moda de Londres marcada por las esperanzas de la industria tras el levantamiento de la mayoría de restricciones contra el coronavirus.

En el programa de estos cinco días hay 28 desfiles, entre ellos los de diseñadores consagrados como el británico Edward Crutchley, la serbia Roksanda o la irlandesa Simone Rocha, cuya marca celebra su décimo aniversario.

Pero también dos ausencias notables: la ex Spice girl convertida en diseñadora de moda Victoria Beckham y la casa de lujo británica Burberry.

El diseñador Saul Nash, de 28 años, abrió el evento el viernes con el desfile de una colección de ropa deportiva en que explora sus años de adolescencia en Hackney, barrio popular del noreste de Londres.

Este creador, que también es bailarín y coreógrafo, sitúa la libertad de movimiento en el centro de sus creaciones, piezas fluidas con mangas o capuchas extraíbles. La camisa de manga corta, parte integrante del uniforme escolar británico, se reinventa con inserciones de tejido transpirable y una cremallera para darle un aspecto chic e informal.

En un estilo completamente diferente, los vestidos abullonados del diseñador británico Edward Crutchley, en verde anís o con estampados florales, son un escaparate del glamur de la temporada primavera/verano 2022. Los tejidos brillan y el lujo es evidente.

- Talentos emergentes -

Mientras algunos diseñadores vuelven a la pasarela, otros prefieren presentar sus colecciones sólo con cita previa, como Emilia Wickstead o Molly Goddard, o en forma de vídeos, que se pueden ver en la plataforma Fashion Week, lanzada en junio de 2020 para adaptarse a la situación sanitaria.

Así Michael Halpern, diseñador estadounidense de 32 años, presentó el viernes en un cortometraje rodado en la Royal Opera House una colección de vestidos con lentejuelas, plumas y drapeados, modelados por los bailarines que, tras una ausencia de más de un año, volverán a aparecer ante el público el mes que viene.

Un total de 131 marcas estarán presentes en esta edición de la London Fashion Week.

En febrero, esta se celebró en un formato 100% virtual, ya que los desfiles con público estaban prohibidos en un país sumido en su tercer confinamiento.

Esta vez, 'el evento internacional vuelve para marcar la tan esperada reapertura cultural de Londres', afirma el British Fashion Council, que representa a la industria de la moda y organiza el encuentro.

Entre los talentos emergentes destaca este año la diseñadora albanesa afincada en Londres Nensi Dojaka, fundadora de la marca homónima, que presenta su primer desfile el viernes.

Graduada en la prestigiosa escuela de moda Central Saint Martins de Londres, la creadora de 27 años ganó el premio LVMH 2021 para jóvenes talentos, que le fue entregado la semana pasada. Sus vestidos 'nuisette' negros con detalles gráficos conquistaron al jurado.

El canadiense Mark Fast, especialista en prendas de punto, ocupó un aparcamiento en el Soho, en el corazón de la capital para una show que rendía homenaje al Londres subterráneo de los años 1990. Se vieron vestidos ultracortos y decorados con cadenas.

Fanático de los colores neón, el diseñador amplió su paleta a los tonos pastel. Las chaquetas vaqueras eran descoloridas o pintadas a mano en estilo grafiti.

La marca afirma haber experimentado un 'crecimiento considerable' en el último año, abriendo tiendas en Pekín, Chongqing y Hong Kong.

La industria de la moda británica, que empleó a unas 890.000 personas en 2019, espera recuperarse tras el golpe de la pandemia.

Según datos de Oxford Economics para la Federación de Industrias Creativas y la federación Creative England, 'con la inversión adecuada' el sector de la creación podría recuperarse más rápido que la economía británica en su conjunto.

El estudio prevé que el sector crezca más del 26% de aquí a 2025 y aporte 132.000 millones de libras (182.000 millones de dólares, 154.000 millones de euros) a la economía británica, más de 28.000 millones de libras más que en 2020.

En julio, Burberry anunció que sus ventas del primer trimestre habían vuelto a los niveles anteriores a la pandemia. Sin embargo, las ventas en Europa siguieron resintiéndose por la falta de turistas.

En una entrevista con el Financial Times publicada la semana pasada, el diseñador francés afincado en Londres Roland Mouret estimó que su marca tardaría 'cinco años' en recuperarse totalmente del impacto del covid-19.