El increíble poder del rojo

Históricamente encanta, empodera y predomina sobre todos los demás tonos. Y atrae la atención desde la primera mirada

”En caso de duda hay que usar el rojo”, afirmaba sabiamente el maestro Valentino, el cual hizo de este color su favorito, tanto que lanzaba colecciones completas sólo en ese color, y hasta llegó a acuñar una tonalidad muy brillante que se conoce ahora con su nombre.Y es que históricamente el rojo encanta, seduce, empodera y predomina sobre todos los demás tonos.

Es llamativo, sensual y atrae la atención desde la primera mirada.”Hay que saber que, desde los egipcios, los persas y más tarde los romanos escogían este color para las batallas, por la buena suerte. Ello habla de su gran poder y fuerza ya que simboliza legitimación del status, autoridad, rango religioso e identidad cultural”, dice Mónica Bravo, experta en imagen.

Energético, favorecedor y llamativo, es también, por lo tanto, el color favorito para estas fiestas, especialmente Navidad y Año Nuevo, ya que nadie queda indiferente ante una mujer vestida en carmesí.Así, en las colecciones de hoy es posible encontrar desde hermosos vestidos largos con forma de columna, tipo princesa, o bien cortos de coctel adornados con piedras, bordados, chaquiras, lentejuelas y plumas en una variedad donde la sensualidad es el punto clave.

”Puedes vestir totalmente de rojo con accesorios en dorado, lo cual nos brinda una combinación clásica ideal para la Navidad, pero no descartes también ponerte una blusa de seda o unos pantalones bordados si solo deseas un toque de color”, agrega Mónica.

Los vestidos largos son ideales para galas más formales. Se pueden usar con medio hombro al descubierto o con abertura de pierna. Los cortos hasta la rodilla son para coctel.
El increíble poder del rojo