Cómo deberías limar tus uñas según la forma de tus manos

Las uñas se liman en función de la forma natural de su crecimiento, no se debe bajar más allá de la yema.

Las manos están a la vista de todos, por lo que se puede decir que son tu carta de presentación, por ello la mayoría de las mujeres mantienen sus uñas bien cuidadas, en la actualidad se ha convertido en una necesidad de cuidado personal y salud.

Es necesario aprender a identificar la forma de las manos para que puedas limar tus uñas correctamente y así estén bonitas y elegantes.

La forma de los dedos y de las uñas te indica cuál debe ser el estilo que más te favorece. A continuación los estilos:

En forma ovalada: producen el efecto de alargar el dedo y la mano. Si tienes las manos anchas y los dedos cortos o regordetes, esta forma de limarlas las favorecerá.

Uñas cuadradas: por su efecto de acortamiento están más indicadas para las manos alargadas y los dedos finos que terminan en punta.

Redondeadas: proporcionan un efecto de redondez y volumen en los dedos, por lo que no están indicadas para los dedos gordos, cortos o nudosos. Por la misma razón favorece los dedos largos y las manos rectangulares.

Uñas en punta: estilizan los dedos y son ideales para manos más gruesas o de dedos anchos. Una vez que hayas aprendido a identificar la forma que le va mejor a tus manos, recuerda que debes limar tus uñas una vez cada dos semanas, de lo contrario, si te las limas muy a menudo, puedes dañarlas. Sácale partido a tus uñas y las verás más bonitas y bien cuidadas.