Los sueros faciales que debes usar a tus 20, 30 y 40 años

Conoce qué deben tener para que controles las necesidades de la piel en cada etapa de tu vida

Los sueros faciales son todo un mundo en el área del skincare, pues no los podemos elegir solo por el hecho de que prometen lo máximo o porque tienen el frasco más bonito.

Debemos tener mucho cuidado, ya que tienen activos concentrados que pueden mejorar o arruinar nuestro rostro. Para elegir el correcto es necesario conocer nuestro tipo de piel.

A los 20 años. Tienes la piel soñada, pues ya no están esos molestos brotes de la adolescencia y las líneas de expresión apenas empiezan a aparecer hasta el final de la década. Lo que tu cutis necesita es hidratación y cuidado contra los radicales libres hecho suero.

Las ceramidas encapsuladas retienen la humedad en el cutis y la vitamina C lucha contra los radicales libres.Usa protector solar después de utilizar cualquier producto con vitamina C.

A los 30 años. Entre los 25 y 30 años la piel disminuye la producción de colágeno, la cual es una proteína encargada de mantener la tez suave, lisa y firme. Para prevenirlo, una gran ayuda son los sueros con antioxidantes, que además de proteger ¡activan la síntesis de colágeno!

Te recomendamos un serum que contenga colágeno, vitamina C, vitamina E y ácido ferúlico para defenderte al máximo.

A los 40 años. Usar sueros con vitamina A o retinol. Este promueve la regeneración celular, estimula la producción de colágeno y protege del envejecimiento las células.