Busca una silla certificada ergonómicamente. Esto asegura que los materiales regulen la temperatura corporal.

Oficina en casa, más allá de la funcionalidad

El “home office” demanda necesidades ergonómicas en el uso del mobiliario, más allá de lo estético

Cumplir desde casa con labores profesionales evidencia la necesidad de tener un sitio adecuado para trabajar, y en este tema es la ergonomía la referencia fundamental para lograrlo.

De acuerdo con Diego González, gerente de Herman Miller para México y Latinoamérica, hay que elegir el mobiliario y los accesorios que garanticen un buen desempeño.

“En la columna, la parte cervical, si se tiene de 3 a 5 años trabajando con esa lesión todos los días, por lo menos seis horas, podría originar alguna hernia de disco y a veces terminar en una operación que podría ameritar de 3 a 6 meses de recuperación, además de la inversión económica y el estado anímico de quien la padece”, platicó González.

La ergonomía se refiere a cómo utilizamos las cosas con nuestro cuerpo, cómo se acoplan las herramientas de trabajo, sin importar a lo que nos dediquemos.

“Específicamente con la labor desde casa, estas consideraciones están relacionadas con nuestra estación de trabajo; es decir, el lugar desde donde estaremos ejerciendo nuestros deberes laborales”, detalló Diego.

Óptimo y saludable. Contar con un espacio idóneo que asegure favorables condiciones ergonómicas también deja ver la necesidad de tener en casa un área que cumpla con diversas funciones.

En lo físico, es necesario librar complicaciones musculoesqueléticas, es decir, aquellas que pueden dañar la columna y la cervical. En lo anímico, deben evitarse distracciones y encontrar el balance que temple el ánimo y estimule la creatividad.

De acuerdo con Linda Shamai, arquitecta, reacondicionar el área de trabajo deriva en la importancia de la elección de los colores adecuados y el cuidado de la armonía y la iluminación.

Uno de los errores más comunes al decorar nuestros hogares es pintar muros y techo con matices muy vivos y brillantes. Estos casi nunca son buenos para las personas que viven en superficies pequeñas porque podrían generar ansiedad o hiperactividad”, consideró Shamai.

En cambio, los neutros brindan una sensación de tranquilidad, ideal para estos tiempos de confinamiento. Además, permiten cambiar los muebles y accesorios más de una vez”.

co-funcionalidad2-300421(800x600)
Si no quieres curvaturas en la espalda, el escritorio o mesa de trabajo debe tener una altura de 75 centímetros del piso a la superficie.
co-funcionalidad1-300421(800x600)
Se recomienda buscar una zona con colores neutros y evitar trabajar en un espacio muy colorido.