Afición hondureña exigió en el Olímpico la salida de Fabián Coito