23/02/2024
11:39 AM

SAG y Banadesa ofrecen plan de acción y préstamos para enfrentar el fenómeno “El Niño”

Los puntos principales del plan de acción son monitoreo de lluvias por región, implementación de semillas de validación genética y apoyo financiero para los agricultores.

San Pedro Sula, Honduras.

La Secretaría de Ganadería, a través del gobierno de la república que lidera la presidenta Xiomara Castro, preparó un plan estratégico con el fin de apoyar el sector agropecuario ante la temporada del ciclo de siembra de primera para que los productores nacionales puedan hacer frente al fenómeno de “El Niño”.

La titular de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), Laura Suazo, anunció que la estrategia se implementará en apoyo a los agricultores con recomendaciones específicas para iniciar las siembras. Para lograrlo, se reunió un equipo de técnicos preparados ante una posible sequía, y así monitorear los pronósticos de la información brindada por la Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión de Riesgos, ayudando a minimizar el impacto del cambio climático en los cultivos.

La mayor atención será al control de las lluvias, que son necesarias para la siembra y producción de los granos básicos. Especialmente las precipitaciones que inician en los meses de mayo hasta agosto y las últimas lluvias que van de agosto a diciembre.

En este aspecto, la ministra Suazo expresó que “el fenómeno de El Niño se caracteriza por un aumento de temperatura, especialmente en el océano Pacífico, y eso causa de alguna manera la disminución de la intensidad de las lluvias y un riesgo a caer en sequía. Desde la (SAG), junto al equipo técnico, tenemos estudios detallados por departamento, de cuándo va a llover y cuándo cesa la lluvia, utilizando esta información para saber en qué etapa está el cultivo y si puede aguantar el clima, aquí entra la labor técnica tomando toda la ventaja”.

Las semillas que se distribuyen son desarrolladas a través de procesos de validación genética, siendo capaces de enfrentar clima de calor extremo.

Semillas tolerantes a altas temperaturas. Por su parte, la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (DICTA), perteneciente a la (SAG), tiene a disposición de los productores, semillas de maíz tolerantes a altas temperaturas y sequías. Estas semillas son variedades que se pueden cultivar con ciclos cortos de lluvia y con un rendimiento promedio de 60 a 70 quintales por manzana.

Las semillas están disponibles para los productores una vez que se han validado en las diferentes estaciones experimentales de Dicta , estos granos tienen la capacidad de tolerar hasta 45 días sin lluvia.

El ingeniero Arturo Galo, director ejecutivo de la SAG- DICTA, informó que “la Secretaría de Agricultura y Ganadería emitirá una serie de orientaciones técnicas a los productores para indicarles la fecha mínima y máxima de siembra, para poder plantar cada uno de los cultivos de maíz, arroz y sorgo. Las semillas que se distribuyen son semillas desarrolladas a través de procesos de validación genética”.

En este aspecto, la (SAG) busca levantar el sector agroalimentario en Honduras y uno de los pilares de esta gestión es la investigación, innovación y la extensión agropecuaria para adoptar y apropiarse del conocimiento científico, para así dar respuesta a los efectos de cambio climático y los desafíos que enfrenta el sector.

Préstamos y bono tecnológico. El gobierno, a través del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa), dispone de alrededor de 2,500 millones de lempiras para brindar préstamos a bajos intereses a los productores.

Banadesa brinda prioridad a los alimentos básicos como los granos, está preparado para atender a los productores con créditos desde 5,000 lempiras.

De esta manera se trabajará para que los productores obtengan el financiamiento correspondiente y se les ayudará a conectar con la banca, con el debido asesoramiento técnico de la comercialización o almacenamiento del grano que necesiten.

Los préstamos se pueden adquirir a partir de los 5,000 mil lempiras, siempre y cuando se cumpla con todas las características para poder ser prestatario de Banadesa. Aquí dentro de este rango aplican los pequeños, medianos y grandes productores.

El director ejecutivo de la SAG- DICTA dio a conocer que el presupuesto para el bono tecnológico 2023 es de 1,000 millones de lempiras y se espera beneficiar a un promedio de 300,000 mil productores, 165,000 mil en la primera siembra y 135,000 mil en postrera.

El objetivo principal del bono tecnológico es darle un incentivo económico al productor que no tiene acceso al crédito y que no puede comprar insumos para producir. Además, se le proveen semillas certificadas, fertilizantes y un kit fitosanitario.