Más noticias

Privadas de libertad escogieron a su nueva reina

Jackeline Silva fue la favorita del jurado calificador y de la mayoría de internas.

Tegucigalpa, Honduras.

Por un par de horas se olvidaron de sus quehaceres, de cuidar a sus hijos, de las riñas personales, del abandono de sus familias y amistades y hasta de los años que les toca purgar en el centro penal femenino de Honduras.

Con luces multicolores y humo artificial más la animación de una discomóvil, más de 350 privadas de libertad celebraron ayer el “Miss PNFAS 2015”, certamen de belleza que mostró al jurado calificador y a la sociedad hondureña a través de LA PRENSA el talento y carisma de las mujeres.

La Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS) se vistió de gala y su directora, Mariza Castejón, celebró con las privadas de libertad la elección de Jackeline Silva (23), nueva reina que se llevó la mayoría de aplausos. La reina saliente, Pamela Pereira, hizo entrega de la corona a la nueva reina.

“Tengo el autoestima muy alta, he cambiado, por eso decidí participar en este evento. Le doy gracias a Dios por este regalo. Gracias a las sentenciadas por apoyarme”, dijo Silva mientras era abrazada por la mayoría de compañeras que la felicitaban llenas de emoción.

$!Foto: La Prensa



El jurado calificador compuesto por autoridades del PNFAS y del Instituto Nacional Penitenciario (INP), eligieron como “Princesa” a Ileana Yamil de “casa cuna”, módulo adonde se encuentran las madres con sus hijos menores de cuatro años o en estado de embarazo.

“Fue un evento maravilloso, las muchachas se esmeraron mucho desde hace varias semanas. Muchas personas de afuera nos donaron la comida y la discomóvil para celebrar el certamen que se hace cada año”, manifestó Castejón.

En el evento también participó el subdirector nacional de Centros Penales, el comisionado de policía Rubén Martell, quien reconoció el esmero de las privadas de libertad al realizar el evento.

Las mujeres prepararon coreografías modernas y hasta se lucieron cantando para deleitar a los presentes.

Cada año, el certamen de belleza se realiza para animar a las privadas y destacar los talentos, así como su belleza, sin importar las razones por las que están recluidas.

El centro penal alberga a 360 reclusas, de las cuales 211 están procesadas y 149 sentenciadas. Solo siete de ellas son extranjeras, las que conviven con el resto de las internas.