Francisco Morazán, Honduras

Un niño de 3 años murió este martes tras caer a un pozo de malacate de aproximadamente 15 metros de profundidad en Talanga, al nororiente de Honduras.

Cherlyn Monserrat Suazo pereció ahogado en la comunidad de Suyapa, según información brindada por autoridades hondureñas.

El menor se paseaba por el sector y de pronto cayó en el profundo agujero, explicó el cuerpo de Bomberos de Honduras.

Los socorristas manifestaron que llegaron hasta el lugar por el llamado de los padres del niño. Lastimosamente solo se pudo recuperar el cuerpo sin vida.

Se le dieron los primeros auxilios, pero lamentablemente expiró, informó un integrante de esa institución.