14/05/2022
01:16 AM

Más noticias

Matan a tiros a un líder indígena en el departamento de Lempira

El indígena había denunciado repetidamente que era objeto de “persecución, amenazas de estigma y de odio”, señaló el Cofadeh.

Lempira, Honduras.

El líder indígena Pablo Isabel Hernández fue asesinado a tiros este domingo en el departamento de Lempira, en el occidente de Honduras, denunció el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en el país (Cofadeh).

El asesinato ocurrió en el municipio de San Marcos de Caiquín cuando hombres armados interceptaron al también director de la radio comunitaria Tenán y le dispararon, señaló la coordinadora del Cofadeh, Bertha Oliva.

“Hemos sido sorprendidos con el asesinato de Pablo Hernández, un defensor de derechos humanos, del ambiente, de los intereses de la comunidad Lenca, un comprometido líder local y nacional”, subrayó.

Agregó que Hernández impulsó e integró la Red de Defensores de Derechos Humanos del Cofadeh y actualmente formaba parte de la Red Nacional de la ONG de familiares de hondureños desaparecidos.

El indígena había denunciado repetidamente que era objeto de “persecución, amenazas de estigma y de odio” por parte de la autoridad del municipio de San Marcos de Caiquín, señaló Oliva.

La última denuncia de Hernández se reportó el 16 de marzo de 2021 por defender los derechos humanos, el agua y la tierra, comentó Oliva, quien dijo que el Cofadeh ha comenzado a verificar si la acusación fue formalizada ante el Ministerio Público.

Hernández también era un líder religioso de su comunidad, ambientalista “por convicción” e impulsaba una universidad indígena y de los pueblos.

“Estamos preocupados por el asesinato y en la forma en la que lo asesinaron”, añadió Oliva, quien exigió a las autoridades hondureñas esclarecer el crimen y castigar a los responsables.

Presidía la Red de Agroecólogos de la Biósfera Cacique Lempira Señor de Las Montañas y era indígena lenca, la misma etnia a la que pertenecía la hondureña Berta Cáceres, galardonada por su labor ambientalista y asesinada a tiros en 2016 tras años de lucha contra megaproyectos que amenazaban con desplazar a pueblos originarios.

Honduras es un país considerado como uno de los más peligrosos para los defensores del medioambiente, derechos humanos y de la tierra, según informes de Amnistía Internacional y de la ONG Global Witness.