19/05/2024
12:00 AM

Investigan a más implicados en red de trata de personas

  • 01 septiembre 2022 /

El estadounidense Gary Lee Johnston preso en el penal de El Progreso, Yoro, es el principal sospechoso de la desaparición de la joven Angie Peña.

ROATÁN

La Dirección de Fuerzas Especiales que coordina los operativos de trata de personas en la isla de Roatán, junto a fiscales del Ministerio Público, continúan con las investigaciones en la zona.

La Policía indaga si hay más involucrados en los delitos de turismo sexual, como lo han denominado las autoridades.

Por este caso fue acusado por trata de personas el norteamericano Gary Lee Johnston (de 63 años), quien fue enviado al centro penal de El Progreso, Yoro el miércoles, tras dictársele detención judicial.

Para saber

Con los hallazgos en las viviendas de los norteamericanos relacionados a Angie Peña, la policía cree que la joven sigue con vida.

El Ministerio Público prepara las pruebas para pedir la prisión preventiva contra el estadounidense, cuando se desarrolle la audiencia inicial programada para el lunes 5 de septiembre en los juzgados de San Pedro Sula.

Lee Johnston fue detenido el lunes durante un allanamiento a cuatro viviendas y un hotel, en Roatán.

Los operativos iban dirigidos a la búsqueda de evidencia, por la desaparición de la joven Angie Peña, de quien no se sabe nada desde el primero de enero de este año, cuando vacacionaba con su familia en la paradisiaca isla de Roatán.

En una de las casas allanadas, la policía encontró rastros de la joven desaparecida.Las autoridades dieron a conocer que, existe información que el acusado, “pertenecería a una banda dedicada a la trata de personas en la paradisiaca isla”.

Junto a él se detuvo a otro estadounidense que horas después fue dejado en libertad pero que sigue bajo investigación.

“La detención del estadounidense es un apéndice de una probable banda de criminales que se dedica al tráfico y trato de personas”, apuntó el ministro de seguridad Ramón Sabillón.

Gary Lee Johnston fue encontrado en su casa de habitación de tres plantas en la zona de Turtle Beach, Roatán, durmiendo junto a una menor de edad que según las autoridades tiene 12 años, pero que en el testimonio de la niña aseguró tener 16.

Cuando llegaron los agentes policiales, el estadounidense la trató de esconder. Luego se confirmó que mantenía una relación con la niña desde hacía seis meses a cambio de dinero, según la Policía.

El estadounidense Gary Lee Johnston, fue acusado del delito de trata de personas.