20/07/2024
07:45 PM

A prisión cuatro policías por torturar a un detenido

A los agentes policiales les dictaron prisión preventiva en los juzgados de Puerto Lempira, en Gracias a Dios. Un ciudadano de la etnia misquita fue detenido por los imputados, quienes durante tres días lo torturaron en la celda. Lo marcaron con un fierro caliente para marcar ganado y le extrajeron varias uñas de manos y pies.

La Ceiba, Honduras

De custodios a prisioneros, así se les revirtió la justicia a tres policías preventivos, quienes fueron acusados por la Fiscalía por el delito de torturas agravadas en contra de un ciudadano de nombre Dalio Damasio Jacobo de la etnia misquita.

Los imputados son, Chemotin Tomas, Erick Gabriel Amaya Pakistán y Ostadin Martínez Rosales. Por este mismo caso también se presentó requerimiento fiscal contra una mujer policía de nombre, Ogla Eunice Ávila por el delito de encubrimiento.

Los agentes policiales estaban asignados en Puerto Lempira en el departamento de Gracias a Dios. Este martes se desarrolló la audiencia inicial en los juzgados de este término municipal y un juez les dictó prisión preventiva, trasladandolos al centro penal.

Según la narración de hechos ocurridos el 23 de abril, Dalio Damasio Jacobo recién había llegado a Puerto Lempira en busca de empleo, sin embargo el 23 de abril fue detenido por los tres policías ahora acusados, luego que fue denunciado por el delito de robo por parte de una mujer. Según el testimonio de la víctima los agentes lo trasladaron a la posta policial y durante tres días lo estuvieron torturando para que confesara adonde estaba el dinero que se había robado.

“Le pusieron grilletes, le pusieron un fierro caliente que utilizan para marcar el ganado con la letra r. También le arrancaron varias uñas de las manos y de los pies. Cuando la policía Ogla Ávila llegó a supervisar encontró al ciudadano que tenía signos de tortura y les dijo a los policías que lo liberaran pero no lo reportó a sus jefes”, aseguró Selvin Fernández portavoz del Ministerio Público.

Una vez en libertad el 26 de abril, el ciudadano Dalio Damasio Jacobo interpuso la denuncia ante los entes correspondientes quienes iniciaron una investigación. Tras confirmar lo sucedido emitieron la captura contra los tres agentes policiales.