15/06/2024
12:39 AM

Continúa el rescate de mineros atrapados en el sur de Honduras

El presidente y las autoridades de Honduras desmintieron la información sobre el rescate de 8 mineros en Choluteca.

Choluteca, Honduras

Falsa alarma. Así resultó ser la información dada en la tarde del jueves por los bomberos y las autoridades de Copeco sobre el rescate de ocho de 11 mineros que están atrapados en una mina de Choluteca, al sur de Honduras.

La noticia corrió como pólvora a eso de las 4:00 pm. Los bomberos anunciaban el rescate de los trabajadores y aseguraban que acelerarían los trabajos para salvar a los otros tres que aún permanecían bajo tierra.

Sin embargo, con el mismo presidente Juan Orlando Hernández en la zona, la confirmación de la información poco a poco se fue diluyendo y fue el mismo mandatario que tuvo que rectificar mientras los bomberos debieron pedir disculpas por haber caído en el rumor que hizo renacer las esperanzas en la población, los medios y los hondureños que desde el miércoles siguen el caso.

'Un error en la comunicación' según explicaron las autoridades produjo la falsa alegría que dejó en todos los que siguen la historia con un sabor amargo.

Con la decepción a flor de piel, los organismos de socorro se enfocaron nuevamente en la búsqueda bajo la fuerte lluvia que acompañó la jornada de la tarde en la mina artesanal de la aldea San Juan de Arriba, ubicada en municipio de El Corpus, en el departamento sur de Choluteca.

Los mineros soterrados son Arony Zepeda, Constantino Anduray, Alyn Anduray, Óscar Fúnez, Santos López, Emilio Muñoz, Nehemías Méndez, Yovany Muñoz, Bayron Maradiaga, Brayan Escalante y Wilmer Ramírez.

Las camillas para los ocho primeros, que eran los supuestos rescatados, deberán ser usadas cuando en realidad la buenanueva llegue y sean remitidos inmediatamente al centro de salud de Choluteca para poder atenderlos tras más de 25 horas de suplicio.

Crece la esperanza

Los minutos pasan y por ahora las autoridades siguen con el rescate de los tres mineros hondureños que ya pudieron ser localizados cerca del bocatúnel de la mina.

'Mantenemos la ubicación de los tres obreros que ya hemos ubicado y creemos que en dos horas podríamos rescatarlos', dijo el titular de Copeco, Moisés Alvarado.

Los rescatistas habían avanzado hasta el mediodía de este jueves de dos a tres metros en el tunel de la mina artesanal, pero según miembros del Cuerpo de Bomberos una roca dificulta el acceso.

Además se han registrado varios derrumbes pequeños y a media tarde del jueves se empezaron a registrar lluvias.

Las autoridades hondureñas van contrarreloj ya que también influye la posibilidad de deslave del terreno aledaño, así como de la profundidad en la que se encuentran los obreros, la calidad del aire al interior de la mina y la falta de alimento para quienes están atrapados.

Duras condiciones

Alvarado dijo que la inestabilidad del suelo era la que imposibilitaba el rescate, ya que la mina no tenía los estándares de seguridad laboral requeridos.

'Se ha llegado a un nivel que tenemos señales, sonidos que se generan desde la parte donde están los mineros atrapados y los rescatistas están generando la extracción de material para poder rescatarlos. Poco a poco los sentimos más cerca', afirmó Alvarado.

'Estos compatriotas tienen vida, no sabemos cuantos con certeza pero alrededor de tres personas o más', indicó. Alvarado dijo que los bomberos estaban trabajando en la trituración de una piedra que se asentó en el deslizamiento, lugar al que los rescatistas habían llegado.

'Se está trabajando con un martillo hidráulico' en un terreno con 'mucha inestabilidad' y mucho riesgo porque la entrada a la mina es vertical en una ladera pronunciada, subrayó.

De tres mineros se han escuchado gritos de ayuda

El jefe de los Bomberos de Honduras, Jaime Omar Silva, califica la situación como 'critica' porque solo tres de los mineros están dando señales de vida. 'Es difícil el rescate' expresó. Los rescatistas están buscando otra forma de rescatar a los mineros.

Desde la madrugada enviaron tangues de oxígeno y alimentos a los tres mineros que dieron señales de vida y han sido identificados como Emilio Muñoz, Bayron Maradiaga. y Brayan Escalante, quienes han dado señales de vida. La aldea de San Juan Arriba se encuentra a cuatro kilómetros del centro del municipio de El Corpus.

Hasta ahora, la comunicación que se ha establecido es con pocas personas 'a través de gritos' y se desconoce cuál es el estado físico de todos los atrapados, indicó la misma fuente, mientras que otro informante de los Bomberos en la ciudad de Choluteca dijo a periodistas que ha habido comunicación con tres.

'El derrumbe no alcanzó a la totalidad de los once cuando se encontraban juntos; se encontraban en secciones diferentes, esto permitió que solo tres hayan quedado aislados del grupo y el resto en un lugar que se desconoce en el momento', relató.

Explicó que los tres atrapados con los que se han comunicado afirman que 'no han escuchado sonidos de las otras ocho personas'.

Triminio relató que 'una fuerte cantidad de tierra y piedra' impedía la salida de los mineros y se había tomado contacto con ellos a través de gritos pero no se sabía cómo estaban de salud ni físicamente.

Explicó que por la inestabilidad del terreno los rescatistas estaban imposibilitados de usar maquinaria y 'tienen que quitar piedra por piedra para no provocar una tragedia'.

Unas 100 personas de la comunidad, dirigidas por algunos mineros y bomberos, se turnan en grupos de cinco o seis para apoyar las tareas de rescate.

El origen de la mina

No se trata de una mina de una empresa nacional, ni extranjera, sino de una artesanal que en su tiempo fue abierta 'sin normas de seguridad' en una zona geológica 'inestable, propensa a derrumbes y colapsos'.

'Son terrenos abiertos y la gente se organiza en grupos a buscar oro. El derrumbe está en una entrada vertical, a unos 80 metros de profundidad', explicó Trimiño.

Equipos de rescate de ciudades vecinas como Nacaome y San Lorenzo llegaron al sitio de la emergencia, mientras que otro personal llegará desde Tegucigalpa y Santa Bárbara.

En el sur de Honduras hay varias minas artesanales a las que muchas personas llegan a buscar oro y en algunas ocasiones se han registrado derrumbes como uno reciente en el sector de San Marcos de Colón, Choluteca, en el que murieron tres personas y otras tres resultaron lesionadas,