TEMAS DESTACADOS:

Santa Bárbara. Una jueza de Intibucá decretó ayer auto de formal prisión contra Berta Cáceres, dirigente del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) que se opone a la construcción de una represa en la comunidad Río Blanco.

A Cáceres se le acusa de haber irrumpido en los predios y bienes de la empresa que construye el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca.

A raíz de eso se interpuso una acusación contra ella.

Cáceres asegura que la comunidad lenca se opone a que se construya la represa en Río Blanco, en cuyas márgenes están sus comunidades.

La decisión se tomó solo en presencia de sus abogados defensores, Omar Menjívar y Víctor Fernández.

Contra Aureliano Molina y Tomás Gómez, también dirigentes lencas, se decretaron medidas sustitutivas, entre ellas no acercarse al proyecto, presentarse al juzgado a firmar cada 15 días, y que el abogado defensor sea responsable de la actuación de ambos dirigentes delCopinh.

Cáceres, enviada al reclusorio de La Esperanza, Intibucá, dijo a Radio Globo, en comunicación telefónica, que se mantiene con la frente en alto y que se equivocaron los empresarios al pensar que el pueblo lenca frenará su lucha histórica.