19/06/2024
11:36 PM

Armas, municiones y droga encontró la PMOP en El Pozo y cárcel de Siria

  • 30 junio 2023 /

Al igual que otras cárceles intervenidas, los prisioneros de Ilama y El Porvenir, con capacidad de 2,000 personas cada una, fueron sentados en el piso en el patio de las prisiones.

SANTA BÁRBARA.

La Policía Militar de Orden Público (PMOP) intervino ayer de manera simultánea dos cárceles denominadas de “máxima seguridad” para retomar el control de los penales, como parte de la operación “Fe y Esperanza” lanzada el lunes por el Gobierno luego de la matanza de 46 mujeres presas.

La intervención se realizó en la cárcel de Ilama, en el departamento de Santa Bárbara, y en El Porvenir, en Francisco Morazán, región central del país, donde miles de policías militares buscan recuperar “la gobernanza, el orden, el control y la correcta dirección de los centros penitenciarios”, indicó el Instituto Nacional Penitenciario (INP) en un comunicado.

Al igual que otras cárceles intervenidas, los prisioneros de Ilama y El Porvenir, con capacidad de 2,000 personas cada una, fueron sentados en el piso en el patio de las prisiones, en pantalón corto, descalzos y sin camisa.

Los policías militares decomisaron en la cárcel de El Porvenir “cuatro armas de fuego tipo fusil AK-47, cámaras de videovigilancia, arma de fuego subametralladora uzi, municiones, cargadores, droga, teléfonos móviles”, según un informe oficial.

En la prisión de Ilama, según las autoridades, se incautaron plantas de marihuana, armas de grueso calibre y municiones.

Municiones encontradas en la cárcel El Pozo de Ilama, Santa Bárbara.

“Las operaciones se desarrollaron con el estricto respeto a los derechos humanos de las personas en privación de libertad, teniendo el objetivo específico de brindarles espacios seguros, libres de amenazas y protección a su integridad física”, señaló INP.

La intervención de las cárceles por parte de la PMOP fue ordenada por la presidenta hondureña, Xiomara Castro, un día después de la matanza de 46 mujeres el pasado día 20 en el Centro Femenino de Adaptación Social (Cefas), cercano a Tegucigalpa.

El lunes, la PMOP intervino la cárcel de mujeres Cefas y la de Morocelí, en el departamento de El Paraíso, en el oriente del país, considerada de “máxima seguridad”, aunque en su interior han sido asesinados varios reclusos.

Cámara de vigilancia, teléfonos satelitales y hasta controles de PlayStation se encontraron en la cárcel de Siria, en El Porvenir, Francisco Morazán.

Durante un año, la PMOP deberá “reclutar, capacitar y formar por lo menos 2,000 nuevos custodios de centros penales, en cumplimiento de la Ley del Instituto Nacional Penitenciario (INP)”, señaló Castro el 21 de junio.