Ultiman a primos en microbús y dejan heridas de gravedad a dos mujeres

Las víctimas son dos muchachos que trabajaban transportando a empleadas de una empresa maquiladora en Tegucigalpa.

Parientes de los jóvenes retiraron sus cuerpos ayer de la morgue.
Parientes de los jóvenes retiraron sus cuerpos ayer de la morgue.

TEGUCIGALPA.

Torturados y asesinados fueron encontrados en el interior de un microbús dos jóvenes que se ganaban la vida transportando a empleadas de una empresa maquiladora con sede en la capital de la república.

El descubrimiento de los cadáveres ocurrió aproximadamente a las 2:00 am de ayer jueves en la entrada a la colonia Venezuela, a unos metros de la calle principal hacia el sector de Los Laureles.

La Policía Nacional se enteró de lo que estaba pasando en ese lugar gracias a una llamada de los vecinos de la colonia Venezuela, después de escuchar las ráfagas de disparos en el sitio antes indicado. Agentes policiales se desplazaron a la colonia Venezuela, constatando la veracidad de los hechos.

Al llegar encontraron a dos mujeres con el rostro y sus extremidades superiores ensangrentadas. Una de ellas presentaba al menos tres balazos y la otra golpes contusos en toda la cara.

Las muchachas estaban atadas de pies y manos al lado de un microbús blanco sin placas.

primos.34(800x600)
Mario Sánchez y Juan Carlos Palma.

Cuando los detectives de la Policía abrieron la compuerta lateral del carro, siguiendo un rastro de sangre, descubrieron los cadáveres de los dos hombres, también maniatados. Uno de ellos tenía su rostro cubierto completamente con cinta adhesiva.

Ambos presentaban impactos de bala en cabeza y espalda. De inmediato, los policías trasladaron en una patrulla a las dos muchachas hasta el Hospital Escuela, adonde se recuperan, según se conoció.

Los cuerpos de los hombres fueron ingresados en Medicina Forense e identificados como Juan Carlos Palma Sánchez, (de 31 años) y su primo Mario Antonio Sánchez Sánchez (de 25).

Información preliminar indica que los ahora occisos y la mujeres fueron raptados en un sector de la capital cuando hacían el recorrido dejando a las empleadas de una maquila que está en la residencial Honduras y luego los mataron en la Venezuela.

La Prensa