Dan el último adiós a abogado y sus padres en Chamelecón

La familia fue despedida entre lágrimas de los pocos asistentes.

VER MÁS FOTOS
Los cuerpos del abogado Hernán Ricardo Contreras y sus padres Ricardo Contreras y Ana Delfina Sarmiento descansan en un mausoleo en el cementerio La Piedad.
Los cuerpos del abogado Hernán Ricardo Contreras y sus padres Ricardo Contreras y Ana Delfina Sarmiento descansan en un mausoleo en el cementerio La Piedad.

SAN PEDRO SULA.

Ante una escasa cantidad de familiares y amigos, los cuerpos del abogado Hernán Ricardo Contreras (de 25 años) y sus padres Ricardo Contreras (de 59) y Ana Delfina Sarmiento Martínez (de 53) fueron sepultados ayer por la mañana en el cementerio La Piedad de Chamelecón.

El sepelio se llevó a cabo a las 8:00 am y estuvieron presentes elementos de la Policía Nacional, quienes dieron sus condolencias a los familiares a través de un acuerdo de duelo que fue leído por el subcomisionado Marlon Miranda, vocero de la institución a nivel noroccidental.

ms-entierro5-080520(800x600)

Los cuerpos fueron velados la noche del miércoles en una vivienda ubicada en frente de donde sucedió el hecho en la colonia Ceibita, hasta donde llegaron varios amigos, compañeros de trabajo y familiares de las tres víctimas a darles el último adiós.

Cuando el reloj marcaba las 7:40 am de ayer, los tres féretros fueron trasladados al cementerio que está a un kilómetro de distancia.

El mausoleo de los tres espacios donde descansan ya los cuerpos de la familia estaban listos, pero antes de que fueran ingresados se realizó un pequeño acto donde familiares brindaron algunas palabras, mientras que las autoridades policiales leyeron el acuerdo de duelo como muestras de pesar, ya que el joven abogado Hernán Contreras formó parte de la Policía en su departamento de asesoría legal.

Indagaciones
Debido a lo complejo del caso, las investigaciones son efectuadas por la Agencia Técnica de Investigación (Atic), la que ya asignó un equipo para tratar de esclarecer los hechos partiendo de las pistas brindadas por la Policía.

Seguidamente, los ataúdes fueron ingresados uno a uno a los espacios en medio del llanto y el dolor de los pocos familiares y amigos que estuvieron presentes, debido a las medidas de bioseguridad para evitar las aglomeraciones de personas en espacios públicos.

Varios amigos expresaron que todavía no se explican lo sucedido debido a que eran una familia muy unida y querida por todos.

Colegas del abogado Hernán Contreras manifestaron que el joven togado era un profesional exitoso y dedicado a funciones dentro del cuerpo policial.

ms-entierro4-080620(800x600)
La Prensa