Muere privado de libertad que salió herido ayer en un motín en la cárcel de El Porvenir

Munguía Zúniga batalló por su vida pero expiró anoche, informó hoy el Hospital Escuela.

Cárcel de El Porvenir. Foto de archivo.
Cárcel de El Porvenir. Foto de archivo.

Tegucigalpa, Honduras.

Eduardo Enrique Munguía Zúniga (38), uno de los tres privados de libertad que resultaron heridos ayer, falleció a concecuencia de las heridas, informó este jueves el Hospital Escuela Universitario (HEU).

Los tres reclusos resultaron heridos ayer miércoles dentro del centro penitenciario de El Porvenir, Francisco Morazán, cuando un grupo de privados de libertad regresaba de su tiempo libre (tomar el sol) y otros internos iban saliendo de sus celdas.

El Instituto Nacional Penitenciario (INP) informó mediante un comunicado que hubo tres heridos de bala, uno en el abdomen, un segundo en una de sus piernas y el tercero en la cabeza.

Munguía Zúniga batalló por su vida pero expiró anoche.

Lea también: Intenso tiroteo deja un muerto y varios heridos en el Valle de Amarateca

Información preliminar indica que los participantes del amotinamiento son miembros de la conocida Mara Salvatrucha (MS-13) y Los Paisas, de los módulos 6, 10 y 16 de la cárcel de El Porvenir. Los tres reos heridos fueron trasladados en dos ambulancias de la Cruz Roja al Hospital Escuela Universitario (HEU) de la capital para recibir asistencia médica.

-Reyerta-

"El Instituto Nacional Penitenciario (INP) es el encargado de la guarda y custodia de las personas privados de libertad, de garantizar su integridad física, mantener el orden y control de los centros penitenciarios. No se permitirán acciones violentas que atenten o pongan en riesgo la integridad física de la población penitenciara, ya que estas serán sancionadas en base al reglamento disciplinario", indicó el comunicado del INP.

"El Instituto Nacional Penitenciario informó que la población de este centro es de mínima y mediana seguridad, en donde no hay sistema de escáner ni otro tipo de equipo de alta tecnología, sin embargo, con lo sucedido no se descarta la instalación de estos mecanismos de control", concluye el escrito.