Más noticias

Investigan represalia en asesinato de padre e hijo

El ataque contra las dos víctimas fue perpetrado en el centro de salud que ambos cuidaban en la noche.

Víctimas: Júnior Cubas y Mario cubas.
Víctimas: Júnior Cubas y Mario cubas.

Comayagüela.

El terror y las reglas de muerte impuestas por las pandillas, implícitas en su ley sin sustento alguno, volvieron a causar luto y dolor en una inocente familia capitalina la noche del lunes.

El reloj estaba a punto de marcar las 8:00 pm cuando varios sujetos, presuntos integrantes de una pandilla, irrumpieron en el centro de salud de la colonia Alemania, al norte de Comayagüela.

Las averiguaciones de la Policía establecen que el crimen supuestamente lo cometieron miembros de pandillas en represalia contra el hijo del vigilante Mario Cubas.

En ese centro médico estatal se encontraban don Mario Roberto Cubas Flores (de 59 años) y su hijo Júnior Antonio Cubas Girón (de 30).

En la entrada estaba Júnior Antonio, contra quien dispararon hasta asesinarlo. Luego los sicarios se metieron al edificio, al localizar a don Mario lo sentaron en una silla y lo acribillaron a disparos. Mario Cubas era el vigilante y su hijo estaba contratado por una planilla de corto tiempo.

Júnior Antonio en el día trabajaba en el área de mantenimiento de un edificio en donde funciona un ente policial en la colonia 15 de Septiembre, por tal razón, las autoridades indagan si el motivo del ataque se haya debido a una represalia.