Duquesa de York vuelve a la televisión en un concurso de baile ¡con caballos!

Sarah Ferguson, exesposa del príncipe Andrés, participará como jueza en una nueva versión del formato 'Bailando con las estrellas'.

Sarah Ferguson tendrá un show llamado 'Dancing with Horses'.
Sarah Ferguson tendrá un show llamado 'Dancing with Horses'.

Estados Unidos.

Sarah Ferguson, duquesa de York, regresará muy pronto a la pequeña pantalla -un medio en el que cuenta con bastante experiencia- con un proyecto muy emocionante para la cadena FOX, del que ya se ha grabado un piloto.

Se trata de una versión del popular formato 'Bailando con las estrellas', pero con un cambio importante: en lugar de trabajar codo con codo con bailarines profesionales, los concursantes lo harán con caballos y tendrán que preparar cada semana una nueva rutina ecuestre al ritmo de la música.

El primer episodio del show que se llamará 'Dancing with Horses' se ha grabado en Reino Unido, por lo que los productores han podido contar con los mejores ejemplares de Francia e Inglaterra.

Sin embargo, Sarah no se subirá a ningún caballo y, en su lugar, ejercerá como jueza.

MIRA: Esposo de Beatriz de York mantiene estrecha relación con su exmujer

Esto está lejos de ser la primera incursión de la duquesa de York en el mundo de la televisión. Ferguson, de 60 años, ha aparecido anteriormente en programas como Friends y The Vicar of Dibley .

Además, ha mantenido entretenidos a los fanáticos durante el encierro con su propia serie de YouTube 'Storytime con Fergie y Friends' en la que lee cuentos para niños.

Sarah Ferguson mantiene una buena relación con su exesposo, el príncipe Andrés.

Por el momento el palacio de Buckingham no se ha pronunciado sobre la perspectiva de ver a Fergie -como se la conoce cariñosamente en su país- de nuevo en televisión, ni se espera que lo haga, ya que dejó de formar parte oficialmente de la familia real británica tras su divorcio del príncipe Andrés.

ADEMÁS: Sobrina de Lady Di, Amelia Spencer, anuncia su compromiso

Pese a que las malas lenguas aseguran que su antiguo suegro, el príncipe Felipe, jamás ha llegado a perdonarle por sus 'indiscreciones' posteriores al final de su matrimonio, ella mantiene una relación muy estrecha con su ex y padre de sus dos hijas, las princesas Eugenia y Beatriz, hasta el punto de que se ha convertido en uno de sus grandes apoyos mientras se investiga su conexión con el empresario Jeffrey Epstein, que se suicidó el pasado verano en prisión mientras esperaba a ser juzgado por tráfico sexual de menores.

La Prensa