20/05/2024
12:35 PM

Le apuestan a aplicaciones y más personal para proteger Cusuco

A través de aplicaciones, capacitaciones y cámaras trampa se busca reducir los delitos ambientales

SAN PEDRO SULA

Para frenar la deforestación por tala ilegal, las autoridades que vigilan el Parque Nacional Cusuco (Panacu) y El Merendón, han redoblado personal, apostado a la tecnología y capacitaciones.

Aida Osoto Campo, coordinadora de áreas protegidas del Instituto de Conservación Forestal y Vida Silvestre (ICF), informó que en Panacu se está ejecutando, desde 2021, el programa de biodiversidad “Enlazando el Paisaje Centroamericano”, con el cual se desarrollan varias actividades que van en pro de la conservación del área protegida.

Este programa es auspiciado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y su aplicación termina en 2025.

La funcionaria detalló que entre las actividades de este programa está la capacitación de personal de los guarda recursos y técnicos que resguardan y estudian la zona y han sido asignados por los programas nacionales: guarda recursos de ICF y Padre Andrés Tamayo.

Las capacitaciones consisten desde el uso de tecnologías, GPS, trampas cámara y la plataforma Smart, que consiste en reportes en tiempo real , incluyendo delitos ambientales, subidas por un usuario en campo, las cuales pueden ser visualizadas por todos los usuarios, entre ellos los funcionarios de la alcaldía, ICF, organizaciones de protección animal y MiAmbiente, entre otros.Esto es sumamente útil en los operativos, los cuales se programan con relativa periodicidad, no solo en Panacu, sino en Parque Nacional Omoa y Refugio de Vida Silvestre Cuyamel.

La Fuerza de Tarea Inter Institucional, que se encarga de la vigilancia, está conformada por técnicos del ICF, Fiscalía del Medio Ambiente, Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y Fuerzas Armadas.En Panacu se ha instalado un destacamento militar liderado por la 105 Brigada de Infantería, que consta de 12 soldados mensuales asignados. Guarda Recursos en Panacu hay 8 y 2 técnicos a través de los tres programas en mención.

En el caso de la zona de reserva de El Merendón, el monitoreo se genera por parte de la municipalidad sampedrana, a través de 7 guardas forestales municipales.Las cámaras trampa, que no solo sirven para vigilancia, sino para investigaciones de felinos y otra fauna, han sido instaladas en mayoría por la Fundación Panthera. “Con esto podemos ver cazadores y cualquier otro delito ambiental, durante este lapso se ha visto la disminución de cazadores e ingreso de personas a hacer ilícitos, pues el personal también hace patrullajes diarios”, finalizó.

La funcionaria dijo que se han documentado ocho casos de delitos ambientales con dictámenes técnicos, los cuales fueron remitidos al Ministerio Público para proceder legalmente.