04/07/2022
12:17 AM

Más noticias

Pocas lluvias y diques están secando la laguna de Jucutuma

Experta advierte que con la llegada del verano el espejo de agua puede desaparecer por completo.

San Pedro Sula, Honduras.

La construcción de diques con el fin de sacar el agua de la laguna de Jucutuma para la expansión de sembradíos está acabando con el espejo de agua.

Lo que un día fue un lugar que utilizaban los sampedranos como zona de recreación para la familia y amigos, ahora se encuentra en peligro de desaparecer a causa de la mano del hombre.

Según pobladores de la zona, en una década la laguna perdió el 70% del manto acuático debido a la siembra y al poco interés de las autoridades de recuperarla.

Un equipo de diario LA PRENSA se trasladó al lugar y pudo constatar el estado calamitoso en que se encuentra el espejo de agua del estanque natural producto de la construcción de los desagües.

En el recorrido se comprobó que además de la construcción de diques, el segundo factor que la está condenando a desaparecer es las escasez de lluvias en 2019, a estos dos problemas se une la tala de árboles y la siembra de plantaciones que consumen mucha agua como la palma africana.

Causas.
La agricultura y deforestación también han contribuido a la destrucción

Francisco Chinchilla, presidente del patronato de la aldea Boquerón, expresó su preocupación por lo que sucede en la laguna y dijo que los niveles que presenta actualmente son alarmantes. “El espejo de agua está desapareciendo aceleradamente, si continúa así, las temperaturas del verano que se aproxima la secarían por completo”, dijo el directivo.

Chinchilla considera que las autoridades deben actuar de manera urgente antes de la llegada del verano, ya que también están en peligro varias especies de aves estacionales y migratorias que llegan a la laguna como garzas, pichiches y patos de agua, entre otros.

El directivo recordó que han hecho intentos por rescatar la laguna, pero todo ha quedado en promesas o trabajos a medias. La última vez que las autoridades intentaron rescatarla fue en 2015 cuando el Gobierno en un acto solemne a orillas de la laguna, entregó un fondo significativo a una fundación, la cual solo realizó, por un corto período, trabajos de remoción del lirio acuático y después no se supo nada de ellos.

Ese mismo año, la municipalidad destinó todo el dinero recaudado en las actividades de la Feria Juniana para recuperarla, pero también el proceso quedó a medias.

Consecuencias.

“Uno de los factores que le preocupa a la población del Boquerón es que varias familias dependen de la pesca en la laguna. Hace un año todavía había peces en abundancia, pero ahora la pesca disminuyó en 95%”, dijo César Castellanos, vecino de la aldea Boquerón.

Por su parte, Diana Betancourt, experta ambiental, detalló que las autoridades deben hacer un estudio profundo de los problemas que enfrenta la laguna para poder diseñar un plan que sea conveniente, tanto para el ecosistema como para los dueños de parcelas de tierras que están alrededor de la laguna.

IMPORTANTE

Según los pobladores de los alrededores, la pérdida del manto acuático de la laguna se ha acelerado desde hace dos años cuando algunos dueños de terrenos aledaños construyeron un dique con el propósito de evitar que sus sembradíos se inunden en la temporada lluviosa. Los diques rodean gran parte de lo que alguna vez fue parte de la laguna de Jucutuma

“Es fundamental enseñarle a la población la importancia de cuidar uno de los pocos patrimonios naturales que tiene la ciudad, el que a mi parecer, es igual de importante que la cordillera de El Merendón”, dijo.

La experta detalló que si no se toman las acciones correctivas, la laguna en poco tiempo desaparecerá y por ende toda la flora y fauna de la zona se verá más afectada de lo que ya está. Actualmente se contabilizan unas cinco colonias en los alrededores de la laguna.