30/06/2022
05:37 PM

Más noticias

Doña Bessy vende asados desde hace 34 años en el Agas

Doña Bessy Contreras rentó por primera vez un espacio cuando costaba L500, en ese momento vendía el refresco a L5 y un asado a L30.

SAN PEDRO SULA

Cuando un refresco valía cinco lempiras y un asado L30, doña Bessy Contreras comenzó a vender comida durante la Feria Juniana en el Campo Agas.

1988 cuando doña Bessy decidió emprender con un negocio de comida en donde los asados eran el platillo principal. Se celebraba el 452 aniversario de fundación de San Pedro Sula.

Rentó un espacio en el Campo Agas por 500 lempiras por los 10 días de feria y su primera ganancia en aquel momento fue de 3,000 lempiras, una pequeña fortuna que no podía creer, dice.

“La idea nació porque en aquel momento la madrastra de mi esposo, que era de las primeras (vendedoras), luego se retiró. Me propuso que vendiera y dije yo: ‘voy a probar’, y realmente me gustó”, cuenta doña Bessy.

Es ama de casa, pero desde hace 34 años vende comida en el campo Agas durante la Feria Juniana, también forma parte con su negocio de la feria de Santa Rosa de Copán desde hace 22 años, ya que asegura le va muy bien.

“Todo ha cambiado, yo comencé rentando la caseta por 500 lempiras los 10 días de feria. Todo es relativo, porque en aquel entonces una baleada valía tres lempiras, un fresco valía cinco lempiras, imagínese ahora cómo ha subido todo”.

Recuerda que los asados los daba en 30 y 40 lempiras y se vendían únicamente con tortilla. Ahora el plato de asados está entre L180 y L200.

“Había bastantes expositores, estaba Clover Brand, la Chiquita Banana, la gente venía a comprar guineos, todavía no existían esas grandes empresas de celulares. Era todo mas rústico”.

Con su mano señala que los expositores nicaragüenses y guatemaltecos se ubicaban con sus artesanías y ollas cerca de la entrada principal. La entrada general al Agas costaba L2 y el día más fuerte, L3.

“Siempre había grupos musicales. Estaban las dos grandes empresas Pepsi y Coca Cola, y un día traía el grupo uno y otro día el otro. Igual las casetas, una era de una empresa y la otra de la otra empresa”.

Además

El Campo Agas y Expocentro esperan recibir a más de medio millón de visitantes durante los 10 días.

Empleo

Su negocio, siempre conocido como El Ranchito de Bessy, inició con dos empleados y hoy son 10 colaboradores.Con el pasar del tiempo fue sumando a su menú las baleadas, pollo “chuco”, tacos, pupusas y los asados con tajadas y tortillas.

Por la inseguridad, doña Bessy prefiere dormir en el Agas, esto debido a que una vez saliendo del recinto ferial, unos delincuentes los siguieron y despojaron de sus pertenencias y de la ganancia de ese día.

“Yo salgo hasta que termina la feria, aquí dormimos, y ya uno no se expone porque hay bancos aquí (en el recinto)”.Recuerda que en 2009 por el conflicto político fue el año que peor le fue. “Invertí y no tuve ganancias, solo pérdidas”.

Para doña Bessy aún no hay despedida, asegura que mientras Dios le dé vida seguirá deleitando con sus platillos a los visitantes durante la feria en el Campo Agas. “Mientras Dios me lo permita, yo sigo, porque me encanta”, expresó.

El Agas celebra su 54 exposición ganadera, agrícola, comercial e industrial, en donde contarán con más de 300 expositores comerciales y esperan la visita de más de 250,000 personas. A partir de las 9:00 am el viernes 24, el Agas abre sus puertas y estará en feria hasta el 3 de julio.