16/05/2024
12:29 AM

Cancelan radiografías en el Mario Rivas

Por falta de un líquido para revelado de las placas son afectados más de 300 pacientes.


Un problema más enfrentan los pacientes que llegan en busca de atención médica al hospital Mario Rivas desde el lunes pasado, cuando se suspendió el servicio de rayos X
por no tener el líquido que sirve para el revelado de las placas.

Más de 300 personas son afectadas con la situación, aseguró ayer Ondina Corea, coordinadora del área. “Me da tristeza decirle a la gente, que necesita con urgencia un examen, que no podemos atenderlos, ya que
no tenemos cómo hacer las radiografías”.

Contó que todo este año han tenido carencia en el área de rayos X, pero esta se agudizó con la falta del líquido fijador.“Es lamentable que el líquido se compra por pequeños pedidos”.

Los enfermos que llegan a las salas de emergencias son los más afectados. “Muchos llegan por accidente o heridas por arma de fuego. Son pacientes graves que necesitan ser diagnosticados de inmediato para poderles salvar la vida”.

Jenny Arita, madre de un pequeño de nueve años, que necesita ser sometido a un examen de rayos X
por un problema en los pulmones, dijo que está desesperada por no contar con el dinero para ir a un centro privado.

“Le aplicamos dos ultrasonidos de 500 lempiras cada uno, y no sé cómo le voy a hacer el examen de rayos X”.

Los problemas del área son muchos, dijo Corea, quien explicó que hace varios meses una empresa extranjera donó un tomógrafo, una máquina de rayos X y un equipo de fluroscopia, los cuales no funcionan porque no
hay presupuesto para comprar los materiales y las piezas necesarias para echarlos a andar.

Médicos reciben apoyo

Enfermeras y personal administrativo del Rivas mostraron ayer
su respaldo al paro de labores que mantienen los doctores desde hace 18 días.

“Estamos apoyando a los médicos porque nuestro hospital está colapsando por la falta de equipo y materiales necesarios para el cuidado de los pacientes”, declaró la enfermera profesional Martha Hernández.



Las mujeres de blanco dijeron que un ejemplo de las carencias que existen en el Rivas es el déficit de 165 enfermeras, entre las profesionales y auxiliares.


Los médicos reunieron ayer a los pacientes de la consulta externa para explicarles, según ellos, el porqué de las asambleas informativas. “Nuestro movimiento no es solo por pagos, estamos peleando para que se termine la crisis en que están los hospitales públicos. No es posible que por falta de materiales y equipo tengamos una mortalidad infantil de 60 a 70 niños al mes en la unidad de cuidados intensivos pediátrica”, expresó Enrique Samayoa, cardiólogo del centro.


Los pacientes que padecen esclerosis múltiple protestaron junto a los doctores por la falta del medicamento que los mantienen con vida.

“No hay medicamentos para noviembre ni diciembre, no sé cómo vamos a hacer”, declaró una paciente.