Sala donde está el mamógrafo no reúne las condiciones

Aseguraron que el mamógrafo está en buen estado y que sí hay radiólogos.

Sala. Según se conoció, la sala debe tener un revestimiento de plomo para evitar que traspasen los rayos gamma. Foto: Yoseph Amaya.
Sala. Según se conoció, la sala debe tener un revestimiento de plomo para evitar que traspasen los rayos gamma. Foto: Yoseph Amaya.

San Pedro Sula.

El mamógrafo del hospital Mario Rivas no está en funcionamiento debido a que la sala en donde está ubicado no cuenta con los estándares de seguridad requeridos por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

El mamógrafo, valorado en miles de lempiras, está en buen estado, pero desde hace varios años en el centro asistencial no se hacen este tipo de estudios a las pacientes que acuden.
En 2014, la primera dama, Ana García de Hernández, inauguró la sala donde se harían estos exámenes a precios bajos.

Una fuente que no quiso ser identificada, aseguró a LA PRENSA que el mamógrafo está en buen estado y que no se hacen las mamografías no porque no haya radiólogo, sino porque “debe haber un emplomamiento de las paredes para proteger a los pacientes que están en la sala de espera para que no haya exposición radioactiva al momento de hacer la toma”, explicó la fuente.

LEA: Por falta de radiólogo no usan mamógrafo en el Hospital Mario Rivas

El entrevistado dijo además que el radiólogo que hace la mamografía debe tener una especie de chaleco que le proteja las gónadas (glándulas genitales masculinas y femeninas), ya que de no hacerlo produce esterilidad.

“Es por ello que la habitación debe estar revestida de plomo, hay muchos radiólogos que han quedado estériles porque no usan una adecuada protección. De no estar la sala con un emplomamiento se expone a las personas a una contaminación radioactiva y también al ambiente”, aseguró la fuente.

Las pacientes que tienen que realizarse este examen tienen que acudir a un laboratorio privado y pagar mínimo 500 lempiras, pero en el hospital podrían ser gratis.