Más noticias

Por falta de radiólogo no usan mamógrafo en el Hospital Mario Rivas

Las pacientes acuden a centros privados para hacerse los estudios.

Sala. En 2014, la primera dama Ana de Hernández inauguró la sala donde funcionaría el mamógrafo.
Sala. En 2014, la primera dama Ana de Hernández inauguró la sala donde funcionaría el mamógrafo.

San Pedro Sula.

Mientras decenas de ciudadanas pagan hasta 500 lempiras por una mamografía para detectar células cancerígenas en sus senos, en el hospital Mario Rivas hay un mamógrafo sin prestar ningún servicio.

En el principal centro asistencial de la zona noroccidental únicamente brindan el tratamiento a las mujeres que son diagnosticadas en centros privados con cáncer de mama, es decir, cirugías, medicamentos y las quimioterapias.

Hace cuatro años, la junta interventora asumió la administración del hospital y encontró en una de las bodegas del sanatorio un mamógrafo y un angiógrafo (para realizar intervenciones de corazón) valorados en más de 16 millones de euros.

LEA: Con novedosa tecnología combaten cáncer de mama

En octubre de 2014, la primera dama, Ana García de Hernández, en compañía de las autoridades del Rivas, inauguraron la sala de mamografía, en la cual las mujeres tendrían acceso a practicarse el examen y detectar cualquier anomalía a tiempo.

El equipo que ya estaba en el hospital, pero que no había sido utilizado debido a que no se contaba con un espacio adecuado, se instaló en la sala de radiología del sanatorio.

Actualmente no se realizan este tipo de exámenes debido que no se cuenta con un espacio seguro y además no hay personal que realice las mamografías porque la mayoría de radiólogos se enfocan en rayos x a los pacientes que ingresan por traumas.

LA PRENSA buscó la reacción de la directora del Mario Rivas, Ledy Brizzio, desde hace una semana y en Relaciones Públicas informaron que la funcionaria se encontraba en reuniones por lo que no podía atender.

Francisca Ramos, paciente del Rivas, dijo que debe haber personal para que realice este tipo de exámenes. “Uno de pobre por eso viene aquí porque no tiene como pagar en privado, es lamentable que no se tenga ese equipo para hacer la mamografía, hay gente que no tiene dinero y solo viene con el pasaje”, dijo la señora.

Ayuda

Cuando una paciente requiere de este examen y no tiene los recursos para pagarlo puede acudir a la oficina de Trabajo Social del hospital, cuyo personal hace un estudio socioeconómico y en la receta le adjuntan en qué centro privado se lo hacen a un bajo costo.En ocasiones les extienden una constancia para que sea gratuito.