San Pedro Sula

Mientras los países desarrollados buscan crear vacunas para frenar el avance de la pandemia del nuevo coronavirus, los médicos hondureños desarrollan sus protocolos para sanar y evitar más muertes por covid-19.

Los protocolos van desde ingerir tés de hierbas hasta desarrollar tratamientos más complejos con medicamentos que evitan que los pacientes se compliquen y saturen los hospitales.

Uno de los pioneros en dar tratamiento domiciliar a pacientes positivos de covid-19 es el dermatólogo e internista Cándido Mejía, quien es el jefe del departamento de dermatología del hospital sampedrano Mario Rivas.

El especialista ha tratado un aproximado de 200 pacientes, quienes han logrado vencer la enfermedad con los tratamientos domiciliarios que les prescribe.

Mejía explica que comenzó a tratar pacientes con covid-19 antes que se confirmara el primer caso en el país. El especialista brinda atención a los afectados por este virus de manera gratuita mediante mensajes al WhatsApp.

El tratamiento Maiz ha sido una de las combinaciones de fármacos para combatir la enfermedad en las primeras etapas. Con él se trata a los pacientes de manera ambulatoria y los médicos han manifestado que lo que disminuye es la carga viral y son reiterativos en que no es para prevenir el covid.

El tratamiento Catracho fue creado por los intensivistas Óscar Díaz del Seguro Social y Fernando Valerio del Leonardo Martínez. Estos fármacos son aplicados a los pacientes ya hospitalizados.

El tratamiento con plasma de pacientes recuperados también se ha diseñado para salvar vidas.

En las últimas semanas se ha vuelto muy popular en la redes sociales el doctor Fredy Portillo por indicar tratamientos para las personas positivas de covid.

1

Cándido Mejía Recomienda tés y enjuagues

El dermatólogo e internista Cándido Mejía, jefe del departamento de dermatología del hospital Mario Rivas, ha logrado la recuperación de unos 200 pacientes diagnosticados con covid-19.

Mejía, quien es el pionero en el país en el tratamiento domiciliar, recomienda tener una adecuada hidratación, beber té verde, de manzanilla, de limón, jengibre, menta, eucalipto y café.

El especialista, además, recomienda tomar vitaminas para reforzar el sistema inmune que incluyen zinc sulfato, vitaminas D y C, y resveratrol. Hacer enjuagues o gárgaras con Derminova al dos por ciento, Microdacyn, agua oxigenada, agua con sal o bicarbonato tres veces al día.

También recomienda la hidroxicloroquina, la ivermectina, nitaxozanida, rivavirina, ibuprofeno, aspirina, claritromicina o azitromicina, avelox, dexametazona y colchicina. Para consultas gratuitas llamar al 9854-5744.

2

Fredy Portillo, Ibuprofeno y antigripales

El médico Fredy Portillo, quien labora en el hospital Santa Teresa de Comayagua, se ha vuelto popular en Facebook por las recomendaciones que da a las personas que tienen síntomas de covid-19.

Recomienda tomar ibuprofeno y antigripal en las primeras 24 horas de los síntomas.
“Si tiene dolor de garganta, carraspera, dolor de cabeza, malestar general, sensación de debilidad, pierde el gusto y el olfato inicie con ibuprofeno 400 miligramos cada ocho horas, junto con un antigripal”.

“Si lleva cinco días de síntomas y no ha recibido tratamiento tome amoxicilina con ácido clavulánico, una tableta cada 12 horas por ocho días, prednisona 50 miligramos al día por cinco días y luego 25 miligramos al día por otros cinco días, si tiene tos y dificultad para respirar use diez gotas de pulmicort con 2ml de solución salina cada ocho horas, beclometasona dos puf cada seis horas por diez días”, recomendó.

3

Omar Videa, el Maiz baja la carga viral

El tratamiento Maiz fue creado por el médico internista Omar Videa, y el nombre se da por la combinación de microcidyn, ivermectina, azitromicina y zinc y se recomienda en la primera fase de la enfermedad.

Este tratamiento se le suministra a los pacientes covid-19 y que previamente se les ha realizado una prueba rápida y el resultado es positiva y están a la espera de la confirmación de PCR y que no presentan complicaciones. Con esta combinación de fármacos se trata al paciente de manera ambulatoria.

Videa explica que estos medicamentos no eliminan el virus, pues lo que hacen es disminuir la carga viral, de manera que es el cuerpo el que finalmente elimina el virus.

Las dosis de estos fármacos deben ser indicadas por los médicos, quienes han reiterado que no se pueden ingerir para prevenir del covid-19, sino para tratarlo.

4

Óscar Díaz, Catracho evita llegar a UCI

Foto: La Prensa

El tratamiento Catracho fue creado por los doctores hondureños Fernando Valerio, quien labora en la sala covid del hospital Leonardo Martínez, y el jefe de la unidad de cuidados intensivos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en San Pedro Sula, Óscar Díaz.

Con este tratamiento los médicos evitan que los pacientes covid-19 lleguen a un respirador mecánico.

El tratamiento Catracho cuyo nombre es un acrónimo conformado con nombres de medicamentos colchicina, anti-inflamatorio, ToZ tocilizumab, ivermectina, anticoagulante, cloroquina o hidroxicloroquina, High flow O2 (oxígeno de alto flujo).

El tratamiento lo que busca es reducir la cantidad de enfermos que se complican y ocupan entrar a cuidados intensivos.“No es la cura y eso lo decimos responsablemente. Es una estrategia de tratamiento”, explicó Díaz.

5

Edwin Herrera, tratamiento con plasma

Una de las opciones para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus y que ya varios países, incluido Honduras, están optando es la terapia con plasma de pacientes recuperados de covid-19.

De acuerdo con lo explicado por el genetista Edwin Herrera, una vez recuperados del covid-19, los pacientes “se recuperan porque forman defensas que son una moléculas que se llaman inmunoglobulinas o anticuerpos y el plasma de estos pacientes es rico en esas inmunoglobulinas que son muy duraderas, duran meses o incluso de por vida y lo que hacemos es extraer ese plasma y lo transferimos a pacientes delicados”, explicó Herrera.

El objetivo de este tratamiento es evitar que los pacientes entren a un grado alto de deterioro y que necesiten de un respirador porque la mortalidad es entre un 50 y 80%, explicó el especialista.

Las personas que ya se han recuperado pueden donar el plasma en la Cruz Roja.