24/02/2024
08:38 PM

Migrantes de la caravana buscan refugio en Tapachula, México

  • 26 enero 2020 /

Unos 100 migrantes escaparon de las autoridades, pero se dispersaron en el camino.Indocumentados dicen que prefieren quedarse en el país azteca que regresar.

TAPACHULA.

Migrantes que formaban parte de la caravana y que lograron huir el jueves pasado del operativo de contención implementado por la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración (INM) llegaron a Tapachula, Chiapas, en busca de refugio.

Algunos centroamericanos caminaron más de un día desde el municipio de Frontera Hidalgo, a 23 kilómetros de esta ciudad, donde tuvo lugar dicho operativo. Según la versión de los propios extranjeros, unos 100 migrantes escaparon de las autoridades, pero se dispersaron en el camino.

Algunos, comentaron, arribaron al albergue Belén y otros al Jesús El Buen Pastor, ambos ubicados en esta demarcación.

Claves
1-El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, pidió que respeten los derechos humanos de los migrantes, quienes “se ven obligados a salir de sus países por las injusticias sociales que viven”.
2-Al menos 1,000 personas entraron regularmente en México y fueron llevadas a estaciones migratorias, la mayoría serán deportados a sus países de origen.
Tal es el caso de Naldo, un joven hondureño, quien llegó al albergue Belén, de la red Scalabrinianos, en busca de ayuda, pero no encontró un espacio disponible en el refugio.

El joven contó que él y otros compañeros de ruta pasaron toda la noche del jueves, la madrugada y el viernes caminando entre el monte y caminos hasta llegar a Tapachula.

“Por un milagro de Dios escapamos, pero ahí estamos haciendo la lucha todavía, corrimos bastante, toda la noche y un día”, expresó. Ahora pretende buscar un trabajo e iniciar el trámite de regularización en esta región del país. “Aquí nos vamos a quedar. Le pedimos al Gobierno que nos dé trabajo (como lo ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador)”.

El hondureño señaló que es preferible quedarse en el sur de México que retornar a su país.

Otros corrieron con mejor suerte y lograron instalarse en el albergue Jesús el Buen Pastor que dirige Olga Sánchez Martínez.

Foto: La Prensa

Policía mexicana resguarda la entrada de la frontera en el puente Rodolfo Robles que separa a Guatemala de México.
Uno de ellos fue Wilfredo Gómez, proveniente de Guatemala, quien recibió alimento y platicó con otros compañeros que también buscan el sueño americano, de acuerdo con la agencia Reuters.

El jueves, la GN y el INM detuvieron el avance de la caravana que previamente había ingresado al país tras cruzar caminando el río Suchiate.

Según cifras oficiales, 800 fueron detenidos y 200 más escaparon; sin embargo, diversas estimaciones señalaron que la caravana estaba conformada por unas dos mil personas.

En dos ocasiones, la Guardia Nacional -un cuerpo policial militar creado por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador- contuvo a los migrantes y detuvo a la inmensa mayoría de ellos.
Un día después, la calma regresó a la frontera sur, ya que el campamento que albergó aproximadamente a dos mil centroamericanos durante una semana en Tecún Umán, Guatemala, fue retirado y disminuyó la vigilancia de la Guardia Nacional en las inmediaciones del río Suchiate.

Desde el sábado pasado, cuando ocurrió el primer intento masivo de cruce por parte de los centroamericanos, el INM, informó a través de varios comunicados, que ha deportado a más de 600 migrantes.

Amparo contra deportaciones

TAPACHULA. Luis García Villagrán, coordinador del Centro de Dignificación Humana AC, informó que interpuso un amparo masivo tras la detención de los miembros de la caravana migrante por parte de la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración (INM).

El activista explicó que el juicio de garantía interpuesto en el Juzgado Tercero de Distrito es en favor de 1,118 migrantes. El objetivo es evitar la deportación inmediata de los extranjeros, quienes habían expresado su intención de solicitar la condición de refugiados al Gobierno mexicano.

“En el amparo estamos pidiendo que a todo ese grupo le acepten la solicitud de refugio ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) y que haya el procedimiento sin necesidad de haberse entregado al INM”, explicó.

Agregó que la organización realiza la búsqueda de las personas en las estaciones migratorias y realiza una campaña de difusión en redes sociales para ubicar a quienes hayan huido del operativo implementado el jueves pasado.

García Villagrán señaló que la detención viola el debido proceso al que tienen derecho los extranjeros solicitantes de protección internacional. Refirió que recientemente la CNDH, a solicitud de la organización que representa, concedió medidas cautelares en favor de casi un centenar de migrantes por la tardanza de los trámites ante el INM y la Comar.

El defensor acusó que la estrategia gubernamental para frenar el éxodo de personas es dilatar los procesos de regularización en la frontera sur y ahora el uso de la fuerza desmedida.