En más de L15,000 millones han caído ingresos tributarios en Honduras

Finanzas ya empezó la elaboración del Presupuesto General de 2021, que debe presentarse antes del 15 de septiembre al CN. Cohep solicitó conocer avances del instrumento.

Las restricciones de movilidad  para evitar la propagación del covid-19 han tenido un fuerte impacto económico EFE/ Gustavo Amador<br/>
Las restricciones de movilidad para evitar la propagación del covid-19 han tenido un fuerte impacto económico EFE/ Gustavo Amador

SAN PEDRO SULA.

La pandemia del covid-19 ha puesto a prueba los sistemas de gestión de finanzas públicas de los Gobiernos.

Para Honduras, ante la caída en la recaudación tributaria a más de 30% en la primera mitad del año, la Secretaría de Finanzas ha reorientado los recursos del presupuesto general actual para atender las necesidades inmediatas, dicen las autoridades.

Al igual que en emergencias sanitarias anteriores, como ébola y SARS, los principales retos consisten en revaluar las necesidades de política fiscal e identificar recursos financieros adicionales y asegurar que los fondos estén disponibles en tiempo para las unidades prestadoras de servicios, como el sistema de salud, sostienen organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para los expertos, la discusión del presupuesto público se debe realizar desde un enfoque de derechos humanos y priorizar Salud y Educación.

A nivel nacional, los ingresos tributarios han caído en más de 15,000 millones de lempiras, un monto que podría alcanzar hasta los 32,000 millones de lempiras a finales de 2020. Entretanto, los gastos corrientes se han disparado hasta situarse en L128,000 millones.

“Ha sido necesario sacrificar presupuestos de algunas Secretarías e instituciones públicas para priorizar otras”, dijo Rocío Tábora, secretaria de Finanzas. “Caso contrario no fuese posible atender de manera oportuna las necesidades de las instituciones que están de frente en la emergencia”, agregó la funcionaria.

ap-educacion-020520 (1)(800x600)
Este ministerio tendrá una partida superior a la de este año para impulsar la modernización digital.

Tábora explicó que todas las instituciones tienen la instrucción de utilizar su propio presupuesto mediante una reorientación, haciendo las modificaciones presupuestarias correspondientes y una priorización del gasto público.

“También se ha considerado atender necesidades de la población bajo el actuar de algunas instituciones del sector público y sectores específicos mediante la asignación de presupuesto adicional, por ejemplo, la Secretaría de Salud, Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, Instituto de Transporte Terrestre y Secretaría de Desarrollo Económico”, añadió la funcionaria Tábora.

Sin embargo, el Gobierno aún no ha hecho pública la propuesta de reprogramación del Presupuesto de Ingresos y Egresos de la República 2020, es decir, que contenga los valores nominales y porcentaje de cuánto ha sido el recorte presupuestario de las Secretarías e Instituciones.

Tampoco dio respuesta a la petición de distintos sectores de recortar los salarios de funcionarios públicos que ganan más de L100,000 al mes.

fr-presuestosecundaria(800x600)
La aplicación móvil Presupuesto Honduras ofrece todo lo relacionado con los ingresos y egresos del país.

Presupuesto 2021

El proceso de formulación presupuestaria 2021 ya se inició. “Dadas las condiciones actuales se han tenido limitantes de avanzar más rápidamente en el trabajo con las instituciones; pero a pesar de las dificultades se está avanzando en ello, y si puedo confirmar se presentará el proyecto de Ley antes del 15 de septiembre”, aseguró Tábora.

El presupuesto general del ejercicio fiscal 2021 está siendo elaborado con una visión de tres años y con énfasis en los pilares siguientes: la reactivación económica para recuperar los empleos, las grandes empresas, las mipymes, los ingresos familiares y además la recaudación fiscal que permita financiar adecuadamente el presupuesto.

Ante la caída de los ingresos tributarios se debe achicar el presupuesto.

Walter Romero, diputado suplente

“La reactivación que impulsaremos seguirá la apertura inteligente con un enfoque territorial, sobre todo en el área de inversión pública, como respuesta ante la caída de la actividad productiva y la generación de empleo”, comentó la titular de la Secretaría de Finanzas.

Además, el instrumento estará inclinado a atender a la población de los sectores más afectados por la pandemia, priorizando programas sociales de apoyo económico, y las acciones a favor de los trabajadores formales e informales afectados y otros grupos vulnerables.

Otro elemento clave para lograr enderezar las finanzas públicas es la reforma del sector eléctrico, que va en el logro de las metas del plan de recuperación de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

También, el anteproyecto de presupuesto asegurará los recursos y la austeridad para fortalecer la institucionalidad democrática electoral en 2021. El instrumento asignará los recursos para que la población elija sus candidatos políticos en las próximas elecciones.

Peticiones

Para el diputado del Partido Liberal Walter Romero, el anteproyecto del Presupuesto General de la República debe reducirse en un 20% para 2021, por el poco ingreso de los impuestos tributarios y el alto endeudamiento del país con los organismos multilaterales.

“Estamos hablando de un presupuesto de 282,000 millones de lempiras, en un país que está aumentando la pobreza. Si tenemos un presupuesto para mantener un aparato estatal con un gasto corriente que no me produce nada, entones debemos achicar ese gasto corriente, debemos achicar las partidas que no me están favoreciendo”, indicó el congresista.

Los retos para el sector fiscal se intensifican en la medida que avanza la crisis.

Rocío Tábora, secretaria de Finanzas

Mencionó algunas de las partidas que deben ser revisadas y achicarlas, “hay una partida de Servicios Financieros que son 11,000 millones de lempiras, que se utilizan para campañas políticas, y son inauditables, hay que eliminar esa partida de una vez por todas”.

“Se deben revisar los presupuestos de Defensa y Seguridad para ver qué se puede ajustar porque ahorita no estamos en guerra”, añadió al reiterar que los impuestos recibidos este año no han sido como los años anteriores, esto porque el covid-19 ha trastocado las finanzas de las empresas y de los obligados tributarios.

Por esa razón, Romero consideró que la reducción del presupuesto debe rondar los 20,000 millones de lempiras.

282,405
millones de lempiras es el presupuesto general del ejercicio fiscal 2020, que significó 7.9% más respecto al del año pasado.

Días atrás, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) solicitó a la Secretaría de Finanzas una copia del documento de anteproyecto de presupuesto 2021, porque considera que no hay tiempo para la socialización.

“Suponemos que no habrá tiempo para desarrollar el proceso de socialización acostumbrado, respetuosamente solicitamos, de manera formal, nos proporcione, para análisis, una copia de la versión preliminar que a la fecha tengan de dicho instrumento”, señala la carta firmada por el presidente del Cohep, Juan Carlos Sikaffy.

Para otros especialistas también es necesario que participe la sociedad civil, representada por los colegios profesionales, academia, universidades e instituciones como el Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras y el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) y otras.

LC instituciones 150820(1024x768)
La Prensa