Coronavirus en Honduras: Tasa de muertes se triplicó en la última semana

Los fallecimientos por el Covid-19 aumentaron casi cuatro veces en un período de 8 días

Un grupo de hombres usa trajes protectores mientras cargan el féretro de una persona fallecida por coronavirus en Tegucigalpa.
Un grupo de hombres usa trajes protectores mientras cargan el féretro de una persona fallecida por coronavirus en Tegucigalpa. / Foto: AFP

San Pedro Sula, Honduras

Honduras anunció sus primeros casos de coronavirus el pasado 11 de marzo, por lo que contabiliza ya tres semanas completas sufriendo los efectos de esta pandemia mundial en su territorio.

Transcurrieron tan solo dos semanas entre la identificación del primer caso hasta que se regisró la primera muerte como consecuencia del Covid-19.

En el momento que se anunció este fallecimiento, el pasado 25 de marzo, el país contabilizaba 52 casos confirmados de coronavirus, lo que arrojaba una tasa de muertes de 1.9%.

Sin embargo, apenas una semana después, la cantidad de casos se ha disparado hasta los 222 y el número de fallecimientos ha hecho lo mismo hasta llegar a las 15 personas, de acuerdo con los datos oficiales ofrecidos hasta ahora.

Esto nos da como resultado una tasa de muertes de 6.7%, es decir, casi cuatro veces más que hace una semana, lo que no da un indicio sobre lo rápido que la epidemia se extiende y sobre los estragos que podría provocar entre la población, aún con las medidas de cuarentena que se han implementado.

Cortés en el foco

El departamento de Cortés encabeza las estadísticas con 8 fallecimientos registrados (53% del total), de los cuales, los municipios de San Pedro Sula y Villanueva encabezan en conteo con tres fallecidos cada uno.

Este resultado no es de extrañar considerando que el departamento registra el mayor número de contagios en el país con 141 (63.5% del total).

Adultos mayores en peligro

Los desenvolvimientos de la última semana también han inclinado la balanza en contra de los adultos mayores. Hasta hace poco, los adultos mayores (60 años o más) representaban un poco más de 35% de los fallecimientos, mientras que el grupo comprendido entre los 41 y 50 años era el que más fallecidos registraba con 43% del total.

Sin embargo, al cierre de la tercera semana de la emergencia sanitaria, los números han cambiado y los mayores de 60 años representan ahora el 46.6% de los casos, en tanto que el grupo de 41 a 50 años bajaron al segundo puesto y representan el 40% de los casos

Los hombres mueren mas

Otro aspecto de las muertes ocurridas en Honduras por el coronavirus es que estas han sido casi exclusivamente masculinas.

De los 15 casos reportados oficialmente, cerca del 93% (14 muertes) son hombres, mientras que apenas una mujer (6.7%) ha muerto por Covid-19, según los datos oficiales.

Factores de riesgo

Hay dos factores que ayudan a comprender el comportamiento del coronavirus en Honduras y aunque la situación de un país pueda diferir de la de otro, en líneas generales se trata de dos cosas: mayor facilidad de contagio y mayor letalidad.

Comparado con otros virus que han provocado pandemias, incluso en fechas tan recientes como 2009, el Covid-19, denominado también como SARS-CoV-2, es mucho más transmisible que, por ejemplo, el virus de la influenza o gripe porcina (A H1-N1).

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona con influenza porcina podía infecta a entre 1.2 y 1.6 personas.

Una persona contagiada por el nuevo coronavirus puede infectar a 2.79 personas, es decir, el doble, según hallazgos publicados por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades en Europa.

Por otra parte, la tasa mundial de muertes por la enfermedad se encuentra, en estos momentos, alrededor del 5.4%, según las cifras que ofrece la Universidad Johns Hopkins.

Expertos epidemiólogos opinan que cuando las cifras se depuren, la tasa final girará en torno al 0.5 y el 1%, teniendo en cuenta que buen número de personas infectadas todavía no presenta síntomas y por tanto no figura en las estadísticas de contagio.

Pero incluso una tasa de muertes tan aparentemente baja como 1% es todavía muy alta si se compara con la del virus a H1N1, cuya tasa final fue calculada 0.02%, según datos de la OMS.

Aunque no podemos saber cuáles serán los números finales que dejará la pandemia del coronavirus, las voces de advertencia ya han sido dadas para prepararnos para un sombrío escenario.

Parafraseando a un epidemiólogo, “lo peor está por venir” y por eso es más importante que nunca evitar exponerse al contagio. Quedémonos en casa. Mientras más pronto lo hagamos, más pronto volveremos a la normalidad, con un mínimo de pérdida de vidas.

La Prensa