02/12/2022
10:45 PM

Más noticias

La elección del gerente del IHAH
no puede violentar la ley

El primer deber de un servidor público es respetar al Estado, sus atribuciones y sus procedimientos. Sin embargo, aunque es conocedora de la ley, la abogada Diana Rebeca Mejía, presidenta del Sindicato de Trabajadores del Instituto Hondureño de Antropología e Historia, el cual tiene demandado al Estado por una suma millonaria y que ha tomado posesión de sus oficinas aunque no ha sido nombrada gerente del IHAH, quiere -a como dé lugar y fuera del procedimiento debido (que es la elección por el Consejo Directivo) se le nombre gerente del Instituto Hondureño de Antropología e Historia.

Para lograr su objetivo, ha protagonizado con las fuerzas del sindicato tomas y plantones en las instalaciones del IHAH y frente a Casa Presidencial. Ahora ha embobado a los señores Vicente Agustín y Pablo Aldana, quienes han firmado dos comunicados a nombre del Consejo Nacional Indígena Chortí de Honduras, el último con un llamado para que el martes 29 de marzo sea tomado el Parque Arqueológico Copán con la siguiente exigencia: “Que nuestra presidenta Iris Xiomara Castro Sarmiento juramente de inmediato a la abogada Diana Rebeca Mejía como gerente general del IHAH, ya que conocemos su trayectoria y capacidad para dirigir tan noble institución; y al mismo tiempo le sugerimos respetar la equidad de género y la voluntad de un pueblo originario como lo es el Pueblo Maya Chortí, ya que nuestro patrimonio cultural es fuente de ingresos para la familia maya chortí”.

En el siguiente párrafo mandan al secretario de la Presidencia, el Dr. Rodolfo Pastor de María Campos, que proceda a juramentar a la mencionada señora Mejía.

Tengo en mis manos otro comunicado firmado por Cristóbal Pineda, Domingo Pérez, Ponciano Vásquez y Consuelo Martínez, quienes el 26 de marzo de 2022 han desautorizado a los señores Agustín y Aldana por no formar parte del Consejo Nacional Indígena Chortí de Honduras y les acusan de usurpar la condición de autoridad en nuestro nombre (el del Consejo del pueblo Maya Chortí) en forma ilegal.

La señora Diana me ha acusado de no querer que ella asuma la gerencia del IHAH. Nada más alejado de la verdad, porque yo, en mi calidad de presidente de la Academia Hondureña de Geografía e Historia y como miembro del Consejo Directivo, solamente sostengo que el gerente debe ser nombrado por el Consejo Directivo como dicta la Ley del IHAH vigente.

En todo caso, quienes respaldan a Diana Rebeca Mejía para que dirija el IHAH deberán presentar, con todas las de ley, su candidatura al Consejo Directivo para que resuelva en legal y debida forma, como suele decirse hoy, cuando se reúna a la brevedad.

Yo no me opongo, insisto, a que Diana Rebeca Mejía sea la gerente, siempre y cuando ella sea electa por el Consejo Directivo y no por la presión inadecuada como pretende. Tampoco tiene esta postura mía y de la Academia que ver con que ella sea mujer. Ella, si cumple con los requisitos legales, tiene perfecto derecho a aspirar.

Llamo a Diana Rebeca Mejía a que siga los pasos necesarios para que su nombre figure en la nómina de propuestas, pero debe saber que la decisión de quien será el gerente del IHAH pertenece al Consejo Directivo y ella, si aspira a ese importante cargo y como abogada, debe ser respetuosa de la ley. Posesionarse del IHAH mediante presiones es entrar por la puerta falsa, incitar al motín no es la salida expedita al problema. De ser así, su juramentación podría ser objeto de anulación por parte de los organismos competentes. Así que mejor, abogada, escuche mi consejo de actuar con prudencia y con apego a la ley.