Taiwán a la OMS

China informó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que había compartido toda la información sobre el coronavirus (Covid-19) con Taiwán, asegurando que la comunicación sobre el brote había sido “fluida” entre ambas partes.

En declaraciones ofrecidas en Taipéi, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joanne Ou, declaró que la información recibida por Taiwán ha sido limitada y sin la inmediatez requerida.

De acuerdo con Ou, “a nivel internacional, el Gobierno chino ha estado presionando a Taiwán de manera burda e irrazonable y ha puesto las consideraciones políticas por encima de la salud humana. La enfermedad no tiene fronteras nacionales”.

“Aunque el virus es realmente grave, siguen utilizando el principio de una sola China para impedir que Taiwán participe en las reuniones técnicas de la OMS”. “Poner las consideraciones políticas por encima de la salud y la seguridad de la gente, esto, básicamente, es extremadamente vil”, agregó.

La interferencia política saboteó la participación de Taiwán en la reunión del Comité de Emergencia de la OMS, cuyo objetivo es hallar una solución a la epidemia.

Debido a su proximidad geográfica a China, Taiwán se encuentra bajo amenaza.

Como señaló el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, “el tratamiento de la OMS a Taiwán como parte de China ha creado problemas reales para Taiwán”. Esa actitud expone a los más de 23 millones de habitantes de Taiwán.

Taiwán ha enfrentado exitosamente casos de nuevas enfermedades, como ocurrió con el brote del Sars en 2002.

Su capacidad, experiencia, investigaciones y cooperación internacional quedarían al margen de una amenaza global con la no inclusión de Taiwán a la OMS.