Redacción.

Un buzo estadounidense tuvo la suerte de escapar con vida del ataque de un caimán de casi tres metros de largo que le mordió la cabeza mientras estaba buceando en el río Myakka, Florida.

El joven Jeffrey Heim, 25 años, estaba buscando dientes de megalodón, una familia de tiburones gigantes extinguida hace 10 millones de años, cuando el reptil le atacó por detrás.

Como resultado del ataque, sufrió grandes heridas en la cabeza, incluida una fractura menor de cráneo, que requirieron 34 grapas. El valiente joven relató lo sucedido a los medios.

Afortunadamente, no sufrió ninguna lesión cerebral. El buzo compartió en declaraciones a Fox 35 que en el momento del ataque su primera impresión, debido a la velocidad del impacto, fue que lo había golpeado una barca.

Escapa por tu vida

'Estaba tranquilo, gracias a Dios, así que ahora sé cómo reaccionar en una situación como esa', declaró el joven. El ataque terminó cuando el caimán de repente perdió el interés por su presa y se alejó a más de un metro, lo que permitió a la víctima retroceder y escapar.

Más videos virales