04/07/2022
09:30 PM

Más noticias

Ucrania contraataca en el mar Negro y pierde cada vez más terreno en Lugansk

Las tropas rusas avanzan cada vez más en la región de Lugansk, en el este de Ucrania, mientras que en el sur la lucha por el control del mar Negro se ha intensificado con ataques ucranianos.

Kiev, Moscú.

Las tropas rusas avanzan cada vez más en la región de Lugansk, en el este de Ucrania, mientras que en el sur la lucha por el control del mar Negro se ha intensificado con ataques ucranianos contra una estratégica isla tomada por Rusia, el hundimiento de otro barco ruso y golpes contra plataformas gasísticas cerca de Crimea.

“Continúa una operación militar para derrotar a las fuerzas y equipamientos enemigos en Zmiinyi -o Isla de las Serpientes-. Fue alcanzado otro complejo de misiles y cañones antiaéreos Pantsir-C1’ ruso”, señaló hoy el Mando Sur de Ucrania en un parte bélico.

Puede leer: Arrestan a latino que intentó ingresar con un arma de fuego y decenas de balas a Disney

La isla rocosa, situada en el mar Negro, a unos 45 kilómetros de las costas ucraniana y rumana, fue tomada por Rusia al principio de la guerra en Ucrania.

EL CONTROL DE LA COSTA Y UN BARCO HUNDIDO

Zmiinyi ganó fama mundial cuando un guardia fronterizo ucraniano, Román Gríbov, que fue capturado con doce compañeros por los rusos en la pequeña isla, respondió con el dedo medio alzado a la exigencia de rendición de los comandantes del otrora buque insignia de la Flota rusa del mar Negro, el “Moskvá”, hundido en abril por Ucrania.

La isla tiene un gran valor estratégico, pues quien la domine tiene el control del mar, la tierra y el aire en la parte noroeste del mar Negro y el sur de Ucrania, con la importante ciudad portuaria de Odesa al alcance de la artillería.

También: Nueva caravana migrante saldrá del sur de México ante negativa de visados

Con una longitud de 662 metros y una anchura de 440 metros, alberga complejos rusos de defensa aérea, tres unidades de sistemas de artillería de cohetes, un grupo de lanchas y unidades de fuerzas especiales, según el Departamento de Inteligencia Militar de Ucrania (GUR).

Sirve para dar cobertura a la aviación rusa y la Flota del mar Negro, entre otras ventajas estratégicas.

Por todo ello, Kiev quiere recuperarla. El jefe del GUR, el mayor general Kyrylo Budanov, ha asegurado que los contraataques continuarán hasta que Zmiinyi esté liberada.

El viernes pasado, las fuerzas ucranianas afirmaron haber destruido y hundido otro barco ruso, el remolcador “Vasili Bej”, cuando intentaba transportar armas y tropas de refuerzo a la isla.

Además: Biden expresa su decepción por el fallo que amplía el derecho a portar armas en EEUU

Según el gobernador de Odesa, Maksym Márchenko, el barco estaba equipado con un sistema de misiles antiaéreos “Tor”.

La inteligencia británica afirma que las fuerzas ucranianas utilizaron misiles antibuque Harpoon fabricados en Occidente.