Más noticias

Niñas hondureñas eran obligadas a “competir por comida” en albergue de EEUU

Los guardias se divertían obligando a niños a competir por alimento, en medio del frío en un albergue de Texas, denuncian dos niñas hondureñas migrantes.

Minnesotta, Estados Unidos.

Dos menores de edad hondureñas han relatado el calvario que sufrieron en su camino migratorio hacia Estados Unidos para reunirse con su madre.

Las adolescentes, en una demanda interpuesta contra los abusos sufridos en un albergue de la Patrulla Fronteriza en Texas, relatan que los guardias se divertían poniendo obligando a varios niños a “competir por comida”.

Puede leer: EEUU impone nuevas normas para arrestar migrantes con antecedentes criminales

Las hermanas Sánchez Villalobos, de 16 y 18 años de edad, relataron que consolaron durante varios días a niños que lloraban desconsolados por los presuntos abusos de los agentes fronterizos tejanos. Han relatado que la mayoría de menores albergados en ese sitio dormía en el suelo, a diestra del frío de la madrugada.

Una querella fue interpuesta este lunes en una corte federal en nombre de Kerlin y su madre Daysi Villalobos Izaguirre. Los hechos ocurrieron en 2019, cuando intentaban llegar al país norteamericano de forma ilegal, cruzando vía terrestre por Guatemala y México desde Honduras.

Huir de la violencia

El objetivo, en aquella época, de las menores, era “huir de la violencia en Honduras”. El asilo solicitado fue aceptado y residen en ese país desde 2019. Sin embargo, los presuntos abusos no fueron obviados por la familia hondureña, que ha denunciado ante una corte federal de Minnesotta su versión de los hechos.

Además: Más de 8,000 migrantes acampan bajo un puente en el sur de Texas

En ese entonces, el Gobierno de Estados Unidos, presidido por Donald Trump, mantenía una política migratoria de “cero tolerancia” contra migrantes ilegales.

“Las niñas dormían en una jaula con más de 30 niños asustados, muchas veces en el suelo. Tenían hambre todo el tiempo. Los guardias, con armas visiblemente pegadas a sus caderas, los hacían participar en competencias por comida extra”, detalla la demanda.

Atrocidades

Permanecieron un mes en el albergue. El informe también describe que pasaron hambre durante varios días y que el menú por la fría mañana era de avena, una taza de fideos en el almuerzo y un burrito para la cena. Han subrayado que en muchas ocasiones la comida solo era para algunos, puesto que los guardias obligaban, como diversión para ellos, a que compitieran peleando o jugando por los alimentos.

Aquí mismo: Restacan a 133 migrantes hondureños en una casa en México

“Los niños hambrientos eran obligados a lanzar una pelota en una canasta, por ejemplo, y el ganador se llevaba un burrito, mientras que los otros niños se quedaban hambrientos”, se detalla en la demanda. “Tanto Kerlin como Y.S. compitieron con otros niños en un intento por conseguir comida para calmar su hambre”, concluye el documento.

Con información de Univisión Noticias