Pyongyang, Corea del Norte.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, tachó la oferta de diálogo de Estados Unidos de “fachada para enmascarar su decepción y sus actos hostiles”, indicó este jueves la prensa estatal.

Los contactos entre ambos países iniciados bajo el mandato de Donald Trump quedaron interrumpidos en 2019 tras el fracaso en Hanói (Vietnam) de la segunda cumbre entre el presidente republicano y el líder norcoreano.

Desde su acceso a la Casa Blanca, el gobierno de Joe Biden ha ofrecido repetidamente al aislado régimen comunista un encuentro en cualquier lugar, en cualquier momento y sin condiciones previas.

Kim condenó estas propuestas como “nada más que una fachada para enmascarar su decepción y sus actos hostiles, y una extensión de la política hostil de anteriores administraciones”, según el periódico oficial Rodong Sinmun.

Con la llegada de Biden, “la amenaza militar estadounidense y la política hostil hacia nosotros no han cambiado en absoluto, sino que se han vuelto más maliciosas”, dijo durante un largo discurso ante la Asamblea Suprema del Pueblo, el parlamento unipartidista del país.

La tensión creció en las últimas semanas en la península de Corea, donde tanto el Norte como el Sur han hecho gala de innovaciones tecnológicas en su armamento.

Vea: EEUU “perdió” la guerra de 20 años en Afganistán, admite General

El miércoles, Pyongyang aseguró que había probado con éxito un misil de planeo hipersónico, un artefacto mucho más rápido y ágil que los ordinarios, y también más difícil de interceptar por los sistemas de defensa.

Previamente, el régimen comunista, equipado con armamento nuclear, había lanzado misiles de crucero de largo alcance y otros de corto alcance disparados desde un tren.

Por su parte, el Sur anunció el primer ensayo exitoso de misiles lanzados desde un submarino (SLBM), una tecnología disponible en solo un puñado de países.