17/06/2024
11:00 PM

Conmoción en EUA por muerte de afroamericano a manos de policía

  • 07 julio 2016 /

El asesinato del hombre frente a su hija y novia, fue transmitido en Facebook Live por la mujer.

Minnesota, Estados Unidos.

El gobernador del estado de Minnesota, en el norte de Estados Unidos, reclamó el jueves la realización de una investigación federal sobre la muerte de un hombre negro abatido por la policía, filmada por la pareja de la víctima.

'Esta mañana hablé por teléfono con el secretario general de la Casa Blanca, Denis McDonough, para reclamar que el Departamento de Justicia de Estados Unidos inicie inmediatamente una investigación federal independiente en este caso', señaló el gobernador Mark Dayton en un comunicado.

Una investigación federal fue lanzada el miércoles sobre un hecho similar ocurrido en Luisiana, también grabado en un video.

Foto: La Prensa

Activistas pidieron justicia por la muerte de un segundo afroamericano, a manos de la policía, en menos de 24 horas en EUA.

El video de la muerte del joven fue visto tres millones de veces este jueves, y conmocionó a un país ya afectado por un crimen similar en Luisiana, reabriendo el debate sobre la violencia policial, en particular contra la población negra.

En las imágenes, captadas en la noche del miércoles por la pareja de la víctima y difundidas en directo en Facebook Live, se ve gemir a Philando Castile, de 32 años, un empleado de una cantina escolar que aparece en el asiento trasero de un vehículo con su remera manchada de sangre.

El joven, alcanzado por cuatro balazos, se desangra mientras un policía le apunta a la cara bajo la mirada de su hija.

'Dios mío, no me digan que está muerto, no me digan que mi novio se fue (...) Usted le dio cuatro balazos, señor', se queja la mujer, identificada como Lavish Reynolds, en este video de una duración de diez minutos.

Reynolds explica que el policía disparó a Castile en la ciudad de Falcon Heights mientras el joven negro estaba buscando sus documentos de identidad.

Philando Castile había advertido al agente que estaba en posesión de un arma, para cuyo porte contaba con permiso.