Londres, Reino Unido.

Un diputado conservador británico, David Amess, murió el viernes tras ser apuñalado “múltiples veces” durante un evento en su circunscripción en el sureste de Inglaterra, conmocionando a un país aún marcado por el asesinato en 2016 de la diputada laborista Jo Cox.

La policía del condado de Essex no mencionó el nombre de Amess, pero confirmó que “un hombre fue detenido como sospechoso de asesinato después de que un hombre fuera apuñalado en Leigh-on-Sea”. Este “murió posteriormente”, precisó.

Los medios británicos identificaron a la víctima, apuñalada “múltiples veces”, como el político de 69 años miembro del partido del primer ministro Boris Johnson, que recibía a sus electores en una iglesia de su circunscripción en Leigh-on-Sea.

Se desconocía de momento el móvil del atacante.

Paul Gardiner, barbero de 41 años, cuyo establecimiento se encuentra a unos 250 metros del lugar del ataque explicó a la AFP el despliegue policial.

“Hay un par de helicópteros volando sobre el lugar y había una ambulancia”, relató. “Estaba conduciendo hacia el trabajo y aparqué sobre las 12h30, había muchos coches de policía conduciendo hacia allí”, agregó.

Otro testigo, Ashley Curtis, un hombre de 49 años que vive a 200 metros de la iglesia, aseguró que dos horas después la carretera seguía bloqueada con coches policiales y una ambulancia.

“Nadie podía pensar que algo así ocurriera por aquí”, dijo a la AFP. “David Amess es un buen tipo. Le he conocido y he tenido trato con él en el pasado”, explicó, considerando que el atacante debía “guardarle mucho rencor para entrar en la iglesia metodista mientras estaba recibiendo a la gente y hacerle eso”.