Atacan con drones y un cohete dos objetivos militares estadounidenses en Irak  

El primer ataque, según el Ejército de EE.UU., tuvo lugar alrededor de las 00.15 horas.

La alberga a unos 2.000 militares estadounidenses y fue atacada el pasado 4 de mayo con dos cohetes.
La alberga a unos 2.000 militares estadounidenses y fue atacada el pasado 4 de mayo con dos cohetes.

Bagdad.

Unas instalaciones militares estadounidenses en el aeropuerto de Bagdad y una base aérea en el oeste de Irak con presencia de tropas de ese país fueron atacadas la madrugada de este domingo con un cohete y dos drones, sin que se haya informado de víctimas o daños materiales.

El primer ataque, según el Ejército de EE.UU., tuvo lugar alrededor de las 00.15 horas con el lanzamiento de un cohete contra el Centro de Apoyo Diplomático en Bagdad, unas instalaciones anexas al aeropuerto de la capital iraquí que alojan a tropas y personal de otras agencias del país norteamericano.

El cohete "impactó en sus cercanías y no causó víctimas ni daños", informó el portavoz de la coalición internacional que lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico en Irak y Siria, el coronel estadounidense Wayne Marotto, en su cuenta oficial de Twitter.

Además lea: Accidente de autobús deja 19 heridos en Ciudad de México

La segunda agresión, con dos drones cargados de explosivos que fueron neutralizados, se produjo unas tres horas después tuvo como objetivo la base aérea de Ain al Asad, que cuenta con presencia de militares y contratistas de Estados Unidos, y que ya había sufrido otros tres ataques en las últimas semanas.

"La defensa aérea de la base de Ain al Asad, en la provincia de Al Anbar detectó dos drones y logró derribarlos a las 3.00 horas (locales, 0.00 GMT)", afirmó la Célula de Información de Seguridad del Gobierno iraquí en un breve comunicado, en el que no precisó si hubo víctimas o daños materiales.

Esta base alberga a unos 2.000 militares estadounidenses y fue atacada el pasado 4 de mayo con dos cohetes, cuatro días después con un avión no tripulado y el 24 del mismo mes, con un cohete tipo Katiusha.

En ninguna de estas agresiones se produjeron víctimas y solo en la segunda se informó de algunos daños materiales.

Los ataques contra objetivos militares con presencia de tropas o contratistas del país norteamericano en Irak han sido habituales desde el asesinato en Bagdad a principios del año pasado del general de la Guardia Revolucionaria iraní Qasem Soleimani en un bombardeo selectivo de Estados Unidos.

Aunque habitualmente no son reivindicados, Washington los atribuye a milicias iraquíes respaldadas por Irán, que exigen la retirada de las tropas estadounidenses del país.

La Prensa