China dice que EEUU lo "pagará muy caro" si su embajadora en la ONU va a Taiwán

En un comunicado, china urgió a EE.UU. a detener su "loca provocación y dejar de avanzar por el camino equivocado".

Las nuevas provocaciones estadounidenses podrían agravar aún más las relaciones diplomáticas con el país asiático.
Las nuevas provocaciones estadounidenses podrían agravar aún más las relaciones diplomáticas con el país asiático.

Pekin, China

China advirtió este jueves a Estados Unidos de que "lo pagará muy caro" si su embajadora ante la ONU, Kelly Craft, visita Taiwán, tal y como tiene previsto hacer la próxima semana.

En un comunicado, la misión china ante Naciones Unidas urgió a EE.UU. a "detener su loca provocación, a no crear nuevas dificultades en las relaciones China-EE.UU. y en la cooperación de los dos países en Naciones Unidas y a dejar de avanzar por el camino equivocado".

"Queremos recordar a Estados Unidos que quien juega con fuego se quema. Estados Unidos lo pagará muy caro por su acción equivocada", insistió la delegación de China a través de un portavoz.

Lea: Papa Francisco reza por Venezuela, azotada por la "arrogancia de los poderosos"

El viaje de Craft a Taiwán fue anunciado por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y confirmado este jueves por la misión del país ante Naciones Unidas, que precisó que la visita tendrá lugar entre el 13 y el 15 de enero e incluirá reuniones con altos funcionarios taiwaneses y miembros de la comunidad diplomática.

Según EE.UU., la embajadora aprovechará la visita para subrayar el apoyo de Washington a una mayor participación de Taiwán en la esfera internacional.

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Pekín mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que retorne a lo que denomina patria común.

El Gobierno de Donald Trump ha dado prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taiwán, incluida la venta de armas, pese a que en 1979 Washington rompió sus relaciones con Taipéi, que se convirtieron en informales, tras reconocer a la República Popular.

En su comunicado, la misión china ante la ONU recalcó que rechaza "toda forma de contacto oficial entre Estados Unidos y la región de Taiwán" y acusó a Washington de tratar de utilizar la cuestión taiwanesa para dañar los "intereses fundamentales" de China.

La Prensa